Última hora
This content is not available in your region

Bruselas mantiene Líbano bajo vigilancia

Access to the comments Comentarios
Por Ana Lázaro
euronews_icons_loading
Bruselas mantiene Líbano bajo vigilancia
Derechos de autor  Afptv
Tamaño de texto Aa Aa

La devastadora explosión en el puerto de Beirut en agosto de 2020 cambió el panorama político libanés.

Ha hecho falta más de una año para formar un nuevo gobierno. Pero el Parlamento Europeo no se fía ya que la amenaza de la corrupción sigue presente.

Durante la última sesión plenaria, los eurodiputados votaron a favor de mantener la presión sobre Beirut a la espera de verificar si cumple con sus promesas. Lo que significa que mantienen en vigor la amenaza de imponer sanciones.

"Necesitamos ser muy rápidos y hablamos de sanciones fuertes. De esta manera será más fácil para el gobierno y para la sociedad libanesa decir: ok, ok, estamos de acuerdo para hacer concesiones, estamos de acuerdo para investigar y para que se levanten la inmunidad parlamentaria", explica Christophe Grudler, eurodiputado liberal francés del grupo Renovar Europa.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borell, fue el encargado de crear el marco legal para imponer las sanciones. Pero en su opinión, este ya no es el momento para hacerlo. Y entre los Estados miembros de la UE también hay opiniones divergentes.

"La mayoría de europeos van a dar un poco de tiempo al nuevo gobierno, van a dar a los libaneses el beneficio de la duda para ver si implementan las reformas necesarias para conseguir un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Van a tratar de posponer las sanciones", opina Julien Barnes-Dacey, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR). "Las demandas europeas actuales son inferiores a las de hace seis meses. Se trata de un gobierno semi-funcional, que podrá llevar a cabo algunas reformas limitadas, pero no las reformas radicales de las que hablábamos hace 6 meses".

El sistema económico libanés está por los suelos. La inflación ha rozado el 85% y el coste de la vida es cuatro veces más elevado que hace 2 años.

El nuevo gobierno está debatiendo ahora sobre la conveniencia de aceptar un préstamo del Fondo Monetario Internacional de casi mil millones de euros.

Pero para salir adelante, Líbano va a necesitar incluso más dinero del previsto por el FMI, y sobretodo va a necesitar un gobierno capaz de manejar la situación.