Última hora
This content is not available in your region

Rusia investiga las posibles torturas en varias cárceles del país tras la filtración de vídeos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español con EFE
euronews_icons_loading
Rusia investiga posibles torturas en sus cárceles tras una reveladora filtración
Rusia investiga posibles torturas en sus cárceles tras una reveladora filtración   -   Derechos de autor  Eurovision
Tamaño de texto Aa Aa

Se trata de una filtración sin precedentes que ha puesto en jaque al Servicio Federal de Prisiones de Rusia y que ha obligado a los servicios de inteligencia a iniciar una exhaustiva investigación. Numerosos vídeos y fotografías publicados por la ONG Gulagu-net que probarían un sinfín de maltratos, torturas y violaciones sufridas por los presos de varias cárceles del país. El grupo humanitario asegura tener más de 40 gigas de pruebas.

El fundador de la web reveladora, Vladímir Osechkin, no ha dudado en calificar la filtración como "el mayor fracaso de los servicios de inteligencia rusos", revelando también que las grabaciones hasta ahora reveleladas fueron hechas por un preso con conocimientos de programador que durante su condena tuvo acceso a los ordenadores de la cárcel en la que estaba.

"Por supuesto tenemos conocimiento de que tales materiales han aparecido en Internet" reconocía en nombre del Kremlin el secretario de prensa de Vladímir Putin, Dmitry Peskov. "Por lo que sabemos, el Servicio Penitenciario Federal se está ocupando de ello, y si se confirma la autenticidad de estos materiales, entonces, por supuesto, se iniciará una investigación muy seria. Pero repito, primero hay que aclarar las cosas con rapidez y calma y establecer la autenticidad de estos materiales".

Por lo pronto, el escándalo ha traido consigo la dimisión del director de los servicios pentenciarios de Sarátov, al sur del país, así como el despido de varios de los funcionarios de prisiones de esta región. Entre los despedidos figura también el director del hospital para tuberculosis donde tuvieron lugar dichos abusos entre enero de 2020 y mayo de 2021, según informaron los servicios penitenciarios en un comunicado.

Respecto a las grabaciones conseguidas por Gulagu-net, se encontrarían ahora mismo fuera de un país en el que, según denuncian múltiples organizaciones de derechos humanos, peor trato se da a los reclusos.