This content is not available in your region

En Venezuela vuelven los rituales a pesar de la pandemia

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AFP
euronews_icons_loading
Seguidores del culto a María Lionza practican un ritual en la montaña de Sorte, 12/10/2021, Yaracuy, Venezuela
Seguidores del culto a María Lionza practican un ritual en la montaña de Sorte, 12/10/2021, Yaracuy, Venezuela   -   Derechos de autor  Matias Delacroix/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Vuelven a los rituales después de la pandemia. En Venezuela, el 12 de octubre es el Día de la Resistencia Indígena, fecha en la que miles de creyentes se reúnen en la Montaña del Sorte, epicentro salvaje del espiritismo y la santería venezolana, para rendir culto a la imagen de la diosa mítica autóctona Maria Lionza.

Las restricciones impuestas por el coronavirus hicieron que sólo se permitiera la participación de una veintena de residentes locales en 2020. Sin embargo, las autoridades permitieron que las masas volvieran este año, aunque la crisis económica hizo que el número de participantes fuera significativamente menor que en años anteriores.

Jean Carlos Lizcardo, maestro:

"Ya que hemos perdido muchas personas, muchos seres queridos como familiares y amigos. Entonces ya no queremos seguir perdiendo familia y seres queridos por esta pandemia. Por eso hoy en este día pedimos por la salud de todo el mundo."

Bailando con el fuego al sonido del tambor, estos venezolanos no temen atravesar las brasas humeantes con sus pies descalzos. Algunos incluso se golpean con ramas ardiendo, o hasta las muerden sin inmutarse.

Estos son algunos de los rituales que se realizan en esta montaña en honor de los espíritus de la tierra, que algunos de los visitantes realizan en espera de que los ayuden con las secuelas de la Covid-19.

Jose Leandro Mendez, fontanero :

"Como si estuviera agarrando más energía. Ya la respiración que tenía entrecortada, que no podía ni caminar ni allá la esquina, me cansaba, pero ya ahorita caminé bien.”

Antes de comenzar esta ceremonia, cientos de personas guardaron un minuto de silencio para honrar a los 4.600 venezolanos que han muerto a causa de Covid, según cifras oficiales que los expertos consideran subestimadas.