This content is not available in your region

Italia | AI pide que se investigue la hecatombe en las residencias de ancianos

Access to the comments Comentarios
Por Giorgia Orlandi
euronews_icons_loading
Italia | AI pide que se investigue la hecatombe en las residencias de ancianos
Derechos de autor  euronews

Amnistía Internacional reclama una investigación parlamentaria independiente sobre las muertes por COVID-19 en las residencias de ancianos italianas, así como sobre los presuntas represalias contra el personal de estos centros que alertó de la situación.

Amnistía basó sus conclusiones en entrevistas con 34 trabajadores de la salud, así como con dirigentes sindicales y abogados. Un tercio de los trabajadores "expresó su preocupación por el clima de miedo y las represalias en su lugar de trabajo", dijo la organización de derechos humanos en un comunicado el viernes.

Las residencias de ancianos de Italia, al igual que las de otros países europeos, como España, sufrieron miles de muertes a causa de la pandemia, y los fiscales de decenas de jurisdicciones han abierto investigaciones para determinar si se puede atribuir algún tipo de responsabilidad penal.

Amnistía publicó el año pasado un informe al respecto titulado "Abandonados", en el que se denunciaba que las autoridades italianas habían violado los derechos humanos de las residencias de las tres regiones más afectadas,

Esta vez el llamamiento de Amnistía pone el foco en el papel del personal sanitario y parasanitario durante la pandemia, un papel que no ha sido valorado ni desde un punto de vista social ni político. A menudo eran mujeres, migrantes o personal que de alguna manera se veía obligado a trabajar de forma precaria. La campaña de vacunación dio prioridad a estas personas, pero, según Amnistía, aún hay muchas cuestiones sobre sus condiciones de trabajo que siguen sin ser tenidas en cuenta.

Italia fue el primer país de Occidente en verse gravemente afectado por el brote y pronto se encontró con una escasez crítica de equipos de protección, mascarillas y camas de hospital, especialmente en la región de Lombardía, la más afectada. Durante la primera oleada, muchos residentes de centros de atención a la tercera edad en Lombardía ni siquiera fueron llevados al hospital porque no había espacio para ellos.

Además del elevado número de víctimas, Amnistía dijo que algunos empleados de residencias de ancianos que se quejaron de la falta de equipos de protección o plantearon otras preocupaciones sobre condiciones de trabajo inseguras fueron sometidos a procedimientos disciplinarios.