This content is not available in your region

Más de 100 mandatarios mundiales se comprometen a acabar con la deforestación para 2030

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Más de 100 mandatarios mundiales se comprometen a acabar con la deforestación para 2030
Más de 100 mandatarios mundiales se comprometen a acabar con la deforestación para 2030   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Jake Spring y Simon Jessop

GLASGOW, 2 nov – Más de 100 dirigentes mundiales se comprometieron el lunes a detener y revertir la deforestación y la degradación de la Tierra para el final de la década, con el apoyo de 19.000 millones de dólares en fondos públicos y privados para invertir en la protección y restauración de los bosques.

La declaración conjunta en las conversaciones sobre el clima de la COP26 celebrada en Glasgow fue respaldada por los mandatarios de países como Brasil, Indonesia y la República Democrática del Congo, que en conjunto representan el 85% de los bosques del mundo.

La Declaración de los Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra abarcará bosques que suman más de 13 millones de millas cuadradas, según un comunicado de la oficina del primer ministro de Reino Unido en nombre de los líderes.

“Tendremos la oportunidad de poner fin a la larga historia de la humanidad como conquistadora de la naturaleza, y convertirnos en sus protectores”, dijo el gobernante británico Boris Johnson, calificándolo de acuerdo sin precedentes.

El martes se lanzó una serie de iniciativas gubernamentales y privadas adicionales para ayudar a alcanzar ese objetivo, incluyendo miles de millones prometidos a los defensores indígenas de los bosques y la agricultura sostenible.

Los bosques absorben aproximadamente el 30% de las emisiones de dióxido de carbono, según el Instituto de Recursos Mundiales, una organización sin ánimo de lucro. Los bosques extraen las emisiones de la atmósfera y evitan que calienten el clima.

Sin embargo, este amortiguador natural del clima está desapareciendo rápidamente. El mundo perdió 258.000 kilómetros cuadrados de bosque en 2020, según la iniciativa de seguimiento de la deforestación del WRI, Global Forest Watch. Se trata de una superficie mayor que la de Reino Unido.

El acuerdo del lunes amplía en gran medida un compromiso similar asumido por 40 países como parte de la Declaración de los Bosques de Nueva York de 2014 y va más allá que nunca al establecer los recursos para alcanzar ese objetivo.

En virtud del acuerdo, 12 países, incluido Reino Unido, se han comprometido a proporcionar 8.750 millones de libras (12.000 millones de dólares) de financiación pública entre 2021 y 2025 para ayudar a los países en desarrollo, incluyendo los esfuerzos para restaurar las tierras degradadas y hacer frente a los incendios forestales.

Al menos otros 5.300 millones de libras serían aportados por inversores del sector privado.

Por otra parte, inversores que representan 8,7 billones de dólares en activos gestionados, también se comprometieron a dejar de invertir en actividades relacionadas con la deforestación para 2025.

Cinco países, entre ellos Reino Unido y Estados Unidos, y un grupo de organizaciones benéficas mundiales se comprometieron también el martes a aportar 1.700 millones de dólares en financiación para apoyar la conservación de los bosques por parte de los pueblos indígenas y reforzar sus derechos sobre la tierra.

Los ecologistas afirman que las comunidades indígenas son los mejores protectores de los bosques, a menudo contra la invasión violenta de madereros y acaparadores de tierras.

Más de 30 instituciones financieras con más de 8,7 billones de dólares en activos gestionados también dijeron que harían “los máximos esfuerzos” para eliminar la deforestación relacionada con el ganado, el aceite de palma, la soja y la producción de pasta de papel para 2025.

La COP26 pretende mantener vivo el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales. Los científicos afirman que los bosques y las llamadas soluciones basadas en la naturaleza serán vitales para alcanzar ese objetivo.

Los bosques han eliminado unos 760 millones de toneladas de carbono cada año desde 2011, compensando alrededor del 8% de las emisiones de dióxido de carbono procedentes de los combustibles fósiles y el cemento, según el proyecto Biomass Carbon Monitor, respaldado por la empresa de análisis de datos Kayrros y las instituciones de investigación francesas.

“Nuestra biosfera nos está ayudando a salir del apuro por el momento, pero no hay garantía de que esos procesos continúen”, dijo Oliver Phillips, ecologista de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido.

(1 dólar = 0,7312 libras)