This content is not available in your region

El judo vuelve a Azerbaiyán con el Grand Slam de Bakú 2021

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El judo vuelve a Azerbaiyán con el Grand Slam de Bakú 2021
Derechos de autor  (c) Di Feliciantonio Emanuele

El judo vuelve a 'la tierra del fuego', Azerbaiyán, con el Grand Slam de Bakú 2021, nuevo capítulo del campeonato del Mundo en el que se dan cita los mejores profesionales de este deporte de combate.

Como por ejemplo la japonesa Tatsukawa Rina, que se hacía con la medalla de oro en menos de 48 kilos con un impresionante Sutemi-Waza o sacrificio. Marius Vizer, presidente de la Federación Internacional de Judo era el encargado de colgarle a Rina el merecido y preciado metal.

Safarov, héroe nacional

Orkhan Safarov fue el encargado de llevar el delirio a las gradas del Heydar Aliyev Sport Arena al conseguir el primer oro para Azerbaiyán en este torneo con un magnífico O Soto Gari para Ippon al moldavo Denis Vieru. Es para Euronews el hombre del día.

"El judo es muy popular en Azerbaiyán", recordaba a Euronews Safarov. "Y torneos como éste, el Grand Slam de Bakú, son muy importantes para inspirar a las generaciones jóvenes".

Nuestra mujer del día es por su parte la húngara Reka Pupp, todo un ejemplo de judo de anticipación con el que contrarrestó brillantemente el peligro de la británica y medallista olímpica Chelsea Giles. El Presidente de la Federación de Judo de Rusia, Vasily Anisimov, era el encargado de entregar las preseas de menos de 52 kilos.

"Me dije a mí misma: eres buena, eres mejor, eres fuerte, cosas así", confesaba Pupp. "Estoy muy contenta, por fin he ganado un Grand Slam, esta es mi primera medalla de oro".

Azerbaiyán, tierra de talento

En menos de 60kg, victoria para el georgiano Jaba Papinashvili, que consigue también su primera medalla de oro en un Grand Slam gracias a un explosivo Waza-ari ante el que nada pudo hacer el ruso Albert Oguzo. René Fase**l**, presidente de la Federación Internacional de Kockey sobre Hielo era el encargado de premiar a los hombres del podio.

De vuelta a las mujeres, y en menos de 57 kilos, la japonesa Tamaoki Momo volvió a hacer gala de su habitual y brillante trabajo en el suelo para derrotar a la favorita local Ichinkhorloo Munkhtsedev. El vicepresidente del Comité Olímpico Nacional de Azerbaiyán, Chingiz Huseynzade, daba a su compatriota la medalla de plata y a la japonesa la de oro.

Lo cierto es que el equipo azerbaiyano no decepcionó. Durante toda la primera jornada, un Ippon tras otro, hizo sentirse orgulloso al público asistente. Talento y pasión definen a una generación de judocas azerbaiyanos llamada a hacer grandes cosas en un futuro a corto plazo.

El Grand Slam de Bakú concluye este domingo.