This content is not available in your region

DREAM o el proyecto que vela por la crucial gestión de los sedimentos del Danubio

Por Cyril Fourneris  & Euronews
euronews_icons_loading
DREAM o el proyecto que vela por la crucial gestión de los sedimentos del Danubio
Derechos de autor  euronews

El Danubio es un tesoro medioambiental. Pero, al mismo tiempo, también es uno de los ríos más modificados de Europa. Las canalizaciones, las protecciones contra las inundaciones y las centrales hidroeléctricas han alterado su equilibrio natural. Este es el asunto que nos ocupa, entre Eslovaquia y Austria.

Río Danubio

"Allí, se encuentra situado otro embalse, cerca de Bratislava, y allí tenemos más sedimentación", declara Martin Glas, ingeniero de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida de Viena.

A pocos kilómetros, aguas arriba, una gran presa bloquea el flujo de sedimentos. Esto puede aumentar el riesgo de inundaciones, dificultar la navegación y afectar a la calidad del agua y a la ecología. Los investigadores observan el comportamiento del río cuando se producen desequilibrios entre los sedimentos y la energía de flujo.

"Cuando hay desequilibrio, y nos encontramos con más sedimentos y menos energía, se produce la sedimentación. Y, cuando tenemos menos sedimentos y más agua, se produce la erosión. Todo este problema y su comprensión nos pueden ayudar a tomar medidas eficaces para mejorar la situación", declara Katarina Holubova, jefa del Departamento de Morfología e Hidrología Fluvial del Instituto de Investigación del Agua de Bratislava.

El proyecto DREAM, dirigido por el profesor Helmut Habersack, de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida de Viena (BOKU), tiene como objetivo promover el intercambio de conocimientos para una mejor gestión de los sedimentos en la frontera entre Austria y Eslovaquia. Cuenta con un presupuesto de 13,5 millones de euros, más del 60 % de los cuales está financiado por el Fondo de Cohesión de la Unión Europea.

Para comprender mejor la morfodinámica del Danubio, los científicos realizan simulaciones en este laboratorio de Viena. Así, han creado modelos informáticos para que las autoridades y las empresas puedan tomar mejores decisiones. Pero se enfrentan a un problema de escala.

"En este pequeño canal, nos encontramos con el problema de que tenemos que hacer los procesos a escala. Y, podemos tratar de reproducir la anchura de los ríos y las profundidades, pero cuando queremos hacerlo con los sedimentos, nos encontramos con problemas. Así que cuanto más cerca esté de la escala natural, la simulación que realizamos, mejor será", añade Martin Glas.

Para ello, se está construyendo en Viena un enorme laboratorio de hidráulica a escala natural (1:1), con una capacidad de descarga única de 10 000 litros por segundo; el equivalente a 60 bañeras por segundo. La mejora de las condiciones de investigación debería permitir promover medidas innovadoras para una gestión sostenible del río.

"Los ríos representan un espacio de vida en nuestro entorno. Son buenos para el ocio, para los seres humanos. Pero, por supuesto, también para los animales y las plantas, por lo que necesitamos estudiar los sistemas fluviales. Estamos seguros de que con este laboratorio de hidráulica podemos contribuir, en gran medida, a resolver nuestros problemas", afirma Christine Sindelar, jefa del Laboratorio de Hidráulica de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida de Viena.

Los científicos esperan que su investigación ayude a restablecer el equilibrio de los sedimentos en muchos ríos del mundo.