This content is not available in your region

¿Qué política seguir para hacer frente a la nueva ola de la pandemia?

Access to the comments Comentarios
Por Joanna Gill  & Ana L´´azaro
¿Qué política seguir para hacer frente a la nueva ola de la pandemia?
Derechos de autor  Lisa Leutner/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Dosis de refuerzo, píldoras antivirales, confinamientos: Europa se plantea qué política seguir para hacer frente a la nueva ola de la pandemia.

Varios países han anunciado medidas restrictivas para contener los contagios. Y no siempre han sido bien recibidas. Este fin de semana, miles de ciudadanos se han manifestado en países como Bélgica, Países Bajos y Austria.

La eficacia de las vacunas se ha demostrado limitada en el tiempo, por lo que ya se han puesto en marcha campañas de refuerzo en varios países que invitan a inolucarse una tercera dosis. Hay llamamientos a recuperar los gestos barrera. Y a nivel comunitario se están replanteando cómo garantizar la validez de los pases sanitarios.

A la espera de que la Comisión Europea anuncie nuevas recomendaciones "en los próximos días", los países han empezado a lanzar sus propios programas.

¿Vacunación completa?

"Tenemos que vacunar", dijo el lunes el portavoz de la Comisión Europea, Stefan De Keersmaecker, "así de simple". Es más fácil decirlo que hacerlo, ya que las campañas de vacunación dependen de los gobiernos nacionales. Cada país debe tomar en consideración las condiciones locales, el ritmo de propagación del virus y sobretodo la capacidad de sus sistemas nacionales de salud.

Los alemanes estarán "vacunados, curados o muertos" a finales del invierno, dijo el lunes el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn. Calificó el aumento de infecciones de "dramático" y pidió a los alemanes que se vacunen. El país tiene una de las tasas de vacunación más bajas de Europa occidental, situándose en el 68%. Y aunque el debate sobre la vacunación obligatoria ya se ha abierto, Spahn se muestra escéptico al respecto.

El país que ha ido más lejos es Austria. No sólo ha confinado a la población, también ha anunciado que la vacunación será obligatoria a partir del 1 de febrero para toda la población. Ha sido el primer y único país de la Unión Europea en hacerlo.

Según el doctor David Nabarro, enviado especial de la OMS para la COVID-19, confiar únicamente en una estrategia de vacunación completa es una apuesta para los países ricos. "Nunca se ha hecho antes y realmente sería una estrategia de salud pública inapropiada", dijo en una comparecencia ante la comisión de vacunación del Parlamento británico.

Lo que se necesita es un "enfoque combinado" de mascarillas y otras intervenciones sanitarias, lo que implica "hacer todo lo posible para capacitar a las personas para que eviten ser infectadas por el patógeno", dijo.

En lo que se refiere a la vacunación de los niños de 5 a 11 años, la Agencia Europea de Medicamentos todavía lo está investigando y se espera que anuncie su decisión en las próximas semanas.

En Canadá, a los niños de 5 a 11 años ya pueden recibir una dosis de la vacuna Pfizer, que de hecho equivale a un tercio de lo que reciben los adultos.

¿Una tercera dosis?

Pero mientras algunos se plantear ampliar la franja de edad, cada vez resulta más evidente que hará falta una tercera dosis de refuerzo.

En Reino Unido, la tercera dosis ya ha sido autorizada para las personas mayores de 50 años y para los más vulnerables desde principios de septiembre. El objetivo es administrar "10 millones de dosis de refuerzo antes de Navidad", dijo el primer ministro Boris Johnson.

Muchos países europeos han lanzado también sus campañas de refuerzo en las últimas semanas, pero solo el 3,7% de la población del continente ha recibido una tercera inyección, según la agencia de noticias AFP.

Entre los países donde esta campaña de vacunación está más avanzada destaca Islandia. Casi una de cada cinco personas ha recibido una dosis de refuerzo en un país donde el 90% de la población está vacunada.

Ante el aumento de casos, el gobierno islandés anunció el pasado viernes nuevas medidas sanitarias para sus ciudadanos, incluido el uso de máscarillas y la tercera dosis para todos los mayores de 16 años.

Más al este, Hungría y Serbia ocupan el segundo lugar, con el 14% y el 16% de su población vacunada por tercera vez, respectivamente, según los datos recopilados por el sitio web OurWorldinData.

¿Hasta cuando son válidos los pases sanitarios?

Dado que las vacunas pierden eficacia con el paso del tiempo, se está cuestionando la posibilidad de introducir la tercera dosis en el pase sanitario.

La Academia de Medicina francesa lo rechaza. El 29 de octubre argumentó que "va más allá" del objetivo inicial. Esta medida "transgrede el papel del pase sanitario, que era limitar el riesgo de transmisión del virus y alentar a la población a vacunarse", explicó la institución a través de un comunicado.

El Certificado Covid Digital de la UE fue concebido para que estuviera operativo durante 12 meses a partir de la fecha de solicitud. Pero la Comisión podría modificar ciertas disposiciones, lo que allanaría el camino para ampliar la validez del certificado e incorporar una tercera dosis, si fuera necesario.

Grecia está a favor. El primer ministro Kyriakos Mitsotakis ha pedido que se incorpore la tercera dosis al pase para que pueda mantenerse en vigor.

Y el gobierno italiano planea alargar la validez del pase durante nueve meses suplementarios, una vez recibida la vacunación completa.

Nuevos fármacos anti-Covid

Las píldoras antivirales son parte de un nuevo arsenal para luchar contra la COVID-19: dos medicamentos han demostrado la eficacia para reducir el riesgo de hospitalización y muerte.

El pasado viernes, la Agencia Europea de Medicamentos autorizó la píldora anti-Covid de Merck, para situaciones de emergencia, y comenzó una revisión del medicamento antiviral de Pfizer para su autorización formal.

La píldora Merck (también conocida como molnupiravir o MK 4482) "puede usarse para tratar a adultos con la COVID-19 que no requieren oxígeno suplementario y que tienen un mayor riesgo de desarrollar la COVID-19 grave", dijo la EMA en un comunicado.

En Estados Unidos, estos medicamentos también están esperando la luz verde reglamentaria. La administración Biden ya ha comprado millones de tratamientos y la Unión Europea se plantea realizar una compra conjunta similar a la que negoció para las vacunas.