This content is not available in your region

En medio de las tensiones ruso-ucranianas, Suecia refuerza su contingencia militar en Gotland

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
En medio de las tensiones ruso-ucranianas, Suecia refuerza su contingencia militar en Gotland
Derechos de autor  frame

El Gobierno sueco refuerza con tropas y militares la isla de Gotland ante el aumento de las tensiones entre los países occidentales y Rusia. Se transportaron camiones civiles, cargados de material y vehículos.

Gotland, la isla más grande de Suecia, está situada estratégicamente en el Mar Báltico y ha desplegado un sistema actualizado de defensa a partir de misiles tierra-aire. Sin embargo, la Defensa sueca considera que el riesgo de sufrir un ataque, es bajo.

Este movimiento de tropas se produce tras una semana de infructuosas negociaciones entre Rusia y Occidente para tratar de rebajar las tensiones en la frontera entre Rusia y Ucrania. Ucrania sufrió un ciberataque el jueves y el viernes que dejó fuera de servicio muchas páginas web del gobierno. El gobierno ucraniano no duda de la autoría del ataque.

"Podemos rastrear claramente su firma. Son especialistas rusos ... Estoy seguro al 99%", dijo Oleksiy Danilov, Secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania.

Suecia, que no forma parte de la OTAN, se ha percatado, de que varias lanchas de desembarco de la marina del norte de Rusia han entrado en el Mar Báltico. Por lo que considera importante "mostrar a los habitantes de Gotland y a otros países que tienen una defensa activa que se adapta de acuerdo con la situación".

Las tensiones entre Ucrania y Rusia se han disparado en los últimos meses después de que Moscú acumulara unos 100.000 soldados cerca de la frontera ucraniana, avivando el temor a una invasión.

Moscú dice que no tiene planes de atacar y rechaza la exigencia de Washington de retirar sus fuerzas, diciendo que tiene derecho a desplegarlas donde sea necesario.

Tensiones en todos los frentes

La tensión entre Suecia y Rusia se ha incrementado en los últimos años, coincidiendo con el estallido del conflicto ruso-ucraniano, con denuncias mutuas de violaciones del espacio aéreo, sobre todo por el lado sueco.

El episodio más grave se produjo en 2014, cuando Estocolmo informó de una violación de su territorio por un supuesto submarino extranjero, apuntando de forma indirecta a Rusia, pero la principal prueba, unas fotos tomadas por particulares, fue descartada meses más tarde.

Suecia ha intensificado en los últimos años su colaboración con la OTAN, de la que es país asociado, y ha aprobado varias partidas adicionales para aumentar el presupuesto en esa área.

Además se ha enviado por primera vez en casi tres lustros un destacamento permanente a Gotland, se ha restablecido el servicio militar obligatorio, permitido el despliegue de tropas de la OTAN en territorio sueco y reeditado una guía con información sobre cómo actuar en caso de emergencia o invasión militar.

Las fuerzas armadas suecas convocaron en 2018 a los 22.000 miembros de la Guardia Nacional, un cuerpo permanente de reservistas voluntarios, para comprobar su capacidad de movilización, una medida que no se aplicaba desde 1975