This content is not available in your region

Boris Johnson pide "perdón" en la Cámara de los Comunes tras un informe sobre el "partygate"

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Boris Johnson durante su intervención en la Cámara de los Comunes, Londres, Reino Unido
Boris Johnson durante su intervención en la Cámara de los Comunes, Londres, Reino Unido   -   Derechos de autor  Matt Dunham/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

En su momento más bajo, acorralado por los escándalos y con la oposición pidiendo su cabeza, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha vuelto a pedir perdón este lunes ante la Cámara de los Comunes por el "partygate" y anunciado "cambios" en el funcionamiento de su Gobierno.

Lo ha hecho el mismo día que se han publicado una investigación realizada por la implacable funcionaria Sue Gray sobre las 16 fiestas y actos celebrados en distintos departamentos del Gobierno durante los confinamientos. En el documento se denuncia "un grave incumplimiento de los estándares que se esperan de quienes trabajan en el Gobierno", así como "fallos de liderazgo" en el 10 de Downing Street.

euronews
Fragmentos de la investigación sobre las fiestas y actos en departamentos del Gobierno británicoeuronews

Boris Johnson: "Pido perdón... Lo entiendo y lo arreglaré"

En una Cámara de los Comunes convertida en olla a presión, Boris Johnson se ha tratado de disculpar. 

"En primer lugar quiero pedir perdón, y lo siento por las cosas que simplemente no hicimos bien y también por la forma en que se han manejado estos asuntos. Lo entiendo y lo arreglaré", aseguró Johnson. 

La culpa es de todos menos de él. Ellos se van y él se queda
Keir Starmer
Líder del partido laborista británico

El líder laborista, Keir Starmer, le ha reprochado que esto sucediera mientras los británicos realizaban "sacrificios desgarradores", en medio del "trauma colectivo" de pandemia.

"Al final ha vuelto a caer en su excusa de siempre -dijo Starmer-, la culpa es de todos menos de él, ellos se van él se queda, incluso ahora se esconde detrás de una investigación policial sobre criminalidad en su casa y en su despacho".

Además del informe interno, las fiestas desveladas a bombo y platillo por la prensa, también están siendo investigadas por Scotland Yard. Mientras tanto, Boris Johnson hace equilibrios en la cuerda floja para mantenerse en el poder.