This content is not available in your region

Intento de golpe de Estado en Guinea-Bisáu

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & AFP
euronews_icons_loading
Intento de golpe de Estado en Guinea-Bisáu
Derechos de autor  Michel Euler/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Intento de golpe de Estado en Guinea-Bisáu. El martes, un grupo de asaltantes, armados con ametralladoras y AK-47, atacaron el palacio de gobierno de Guinea-Bisáu durante varias horas, aprovechando que el presidente y el primer ministro,Nuno Gomes, estaban dentro.

El presidente de este estado de África Occidental, Umaro Sissoco Embaló, ha calificado el suceso como un "atentado fallido a la democracia". En un discurso en el palacio presidencial, el líder declaró que la situación estaba controlada y que muchos miembros de las fuerzas de seguridad habían muerto.

No está claro quienes están detrás del asalto, aunque el presidente dijo que estaba relacionado con las decisiones tomadas por él "especialmente para luchar contra el tráfico de drogas y la corrupción".

El líder africano también informó de la situación a través de las redes sociales. En su cuenta oficial de Twitter escribió: "Estoy bien, gracias a Dios. La situación está bajo control gubernamental. Agradezco a la población de Guinea-Bisáu y a todas las personas más allá de nuestro país que se han preocupado por mi Gobierno y por mí", indicó Embaló en su cuenta oficial de la red social Twitter.

También aprovechó Facebook para indicar que la calma "ha vuelto" a Guinea-Bisáu. Un mensaje acompañado por varias fotos en las que aparecen él y el primer ministro, junto a varios altos cargos del Ejército.

Embaló no ha sido la única autoridad en condenar el suceso. A través de un comunicado en redes sociales, la CEDEAO (la Comunidad Económica de Estados de África Occidental) ha descrito la situación como "intento de golpe de Estado" y responsabiliza a los militares por la integridad física del presidente Umaro Sissoco Embaló y miembros de su Gobierno".

Además, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, reclamó el "cese inmediato" de los combates en Bissau y el "pleno respeto a las instituciones democráticas del país" poco después de que sucediera el atentado.

Desde su independencia en 1974, el país ha sufrido cuatro golpes militares, el último en 2012. En 2014, el país prometió volver al gobierno constitucional, pero desde entonces ha gozado de poca estabilidad y las fuerzas armadas poseen una influencia considerable.