This content is not available in your region

Un cardenal liberal pide que se revise la doctrina católica sobre los homosexuales

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Un cardenal liberal pide que se revise la doctrina católica sobre los homosexuales
Un cardenal liberal pide que se revise la doctrina católica sobre los homosexuales   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Philip Pullella y Zuzanna Szymanska

CIUDADDELVATICANO, 3 feb – Un destacado cardenal liberal que lidera un organismo que representa a los obispos europeos ha pedido una “revisión fundamental” de la enseñanza católica sobre la homosexualidad y ha dicho que es un error despedir a trabajadores de la Iglesia por ser gays.

Las declaraciones del cardenal luxemburgués Jean-Claude Hollerich a la agencia de noticias católica alemana KNA fueron uno de los llamamientos más directos jamás realizados por un líder católico apostólico romano para cambiar la enseñanza sobre uno de los temas más controvertidos de la Iglesia actual.

Hollerich es el presidente de la agrupación paneuropea de conferencias episcopales, conocida como COMECE.

En la entrevista de la KNA, se le preguntó a Hollerich por su evaluación de una campaña en la que unos 125 empleados de la Iglesia católica en Alemania, incluidos algunos sacerdotes, hicieron público que son parte de la comunidad LGBTQ, y por las enseñanzas de la Iglesia sobre la homosexualidad.

“Creo que el fundamento sociológico-científico de esta enseñanza ya no es cierto”, dijo en la entrevista que se publicó el martes en Alemania. En otro segmento, Hollerich destacó: “Creo que es hora de hacer una revisión fundamental de la doctrina”.

La Iglesia Católica Apostólica Romana enseña que la atracción por el mismo sexo no es un pecado, pero los actos homosexuales sí lo son.

Hollerich, que no detalló qué aspectos de la doctrina consideraba que debían revisarse, dijo: “También creo que estamos pensando en el futuro en términos de doctrina. La forma en que el Papa se ha expresado en el pasado puede llevar a un cambio de doctrina”

La homosexualidad es uno de los temas más controvertidos en la Iglesia de 1.300 millones de fieles, y los conservadores acusan al papa Francisco de dar señales contradictorias y confundir a los creyentes.

El Santo Padre ha dicho que si bien la Iglesia no puede aceptar el matrimonio entre personas del mismo sexo, sí puede apoyar las leyes de uniones civiles destinadas a dar a las parejas homosexuales derechos conjuntos en áreas de pensiones, atención médica y herencia.

Ha enviado notas de agradecimiento a los sacerdotes y monjas que atienden a los católicos homosexuales y ha dicho que los padres de niños homosexuales nunca deben condenarlos, pero bajo su mandato el Vaticano también ha dicho que los sacerdotes no pueden bendecir a las parejas del mismo sexo.

En diciembre, un departamento del Vaticano suscitó la ira de los conservadores cuando se disculpó por “causar dolor a toda la comunidad LGBTQ” al eliminar de su sitio web un enlace a material de recursos de un grupo católico de defensa de los derechos de los homosexuales en preparación de una reunión del Vaticano en 2023. Posteriormente se volvió a publicar.

En su entrevista con KNA, Hollerich también dijo que los empleados homosexuales de la Iglesia no deberían perder sus puestos de trabajo, algo que ha sucedido en algunos países, especialmente en Estados Unidos.

“Saben que tienen un hogar en la Iglesia. Nosotros (la archidiócesis de Luxemburgo) no despedimos a nadie por ser homosexual”, dijo a KNA.