This content is not available in your region

El PP necesitará a la extrema derecha para gobernar en Castilla y León

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Alfonso Fernández Mañueco celebra una victoria agridulce
Alfonso Fernández Mañueco celebra una victoria agridulce   -   Derechos de autor  RTVE

El Partido Popular gana las elecciones anticipada de Castilla y León pero no logra su objetivo. Los conservadores solo suman dos escaños, un total de 31, en los comicios convocados para obtener la mayoría absoluta de 41 asientos. Mantendrán el poder en una de sus regiones españolas tradicionales.

El presidente en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, no cierra la puerta a ningún partido: "Voy a iniciar el diálogo con todos los partidos políticos con representación parlamentaria para formar gobierno".

El mayor éxito se lo ha llevado la extrema derecha. Vox obtiene 13 escaños definitivos para lograr una mayoría de investidura. El líder nacional, Santiago Abascal, advierte deque el apoyo no será gratuito: "Vox tiene el derecho y el deber de formar Gobierno en Castilla y León".

La derecha ahora tendrá que optar por el populismo antes que por la centralidad de Ciudadanos, que pasa de once escaños a uno tras haber formado parte del Gobierno regional.

Otro de los titulares que dejan estos comicios es la irrupción de los marcas de la llamada España vaciada, que se hacen con un total de siete escaños.

El PSOE pierde siete asientos, se queda e 28 y sigue incapaz de variar la inercia en Castilla y León. Sus socios principales en Madrid, Podemos, también restan apoyo y se quedan con solo un escaño.