This content is not available in your region

La OTAN mantiene sus miedos a una invasión rusa inminente de Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en Español
euronews_icons_loading
La OTAN mantiene sus miedos a una invasión rusa inminente de Ucrania
Derechos de autor  Alexander Zemlianichenko Jr/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Prosigue el diálogo de sordos en Rusia y la OTAN. Las refriegas que se han producido en las últimas horas en el este de Ucrania podrían ser, según el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, parte del plan de Moscú para justificar una acción armada inminente, ya que Rusia mantiene más de cien mil soldados desplegados cerca de la frontera. Euronews ha hablado con Jens Stoltenberg:

- "Estoy preocupado por el aumento del número de violaciones del alto el fuego y por la posibilidad de que Rusia esté intentando crear algún tipo de pretexto, tanto si se detiene como si no", comentaba Stoltenberg.

Pero más allá de las preocupaciones, Stoltenberg deja la puerta abierta a la diplomacia e invita a Rusia a dialogar con la OTAN para solventar la crisis:

"Hay que tener cuidado con especular demasiado sobre lo que va a pasar. Sabemos lo que ha ocurrido y es que Rusia tiene ahora una fuerza que puede invadir Ucrania con muy poco o ningún tiempo de aviso. También sabemos que Rusia ha presentado reclamaciones, que sabe que no pueden ser satisfechas, y ha iniciado una retórica amenazadora. Lo más importante es que pedimos a Rusia que rebaje la tensión y que se comprometa a realizar un esfuerzo diplomático con la OTAN a modo de asesoramiento", explica.

Rusia ha difundido vídeos que supuestamente muestran cómo se retiran algunas unidades militares que estaban desplegadas cerca de la frontera. Imágenes que no reflejan la realidad, según el presidente estadounidense, Joe Biden:

"En primer lugar, no han retirado sus tropas, han trasladado más tropas. En segundo, tenemos razones para creer que están involucrados en una operación de falsa bandera para tener una excusa para entrar", denunciaba el mandatario estadounidense, que, insistió, teme un ataque inminente.

En una carta enviada a Estados Unidos, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, afirma que Rusia adoptará medidas “técnico-militares” si Washington no accede a negociar las garantías de seguridad que exige para poner fin a la crisis.