This content is not available in your region

Tormenta Eunice | Ocho muertos, caos y destrozos en varios países del norte de Europa

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Techo arrancado del pabellón O2 Arena de Londres, Reino Unido
Techo arrancado del pabellón O2 Arena de Londres, Reino Unido   -   Derechos de autor  Alastair Grant/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

La tormenta Eunice se está ensañando con el norte de Europa, donde ya se cuentan al menos ocho muertos, así como enormes destrozos.

En Países Bajos, el fenómeno ha venido acompañado de ráfagas de hasta 145 kilómetros por hora. En la región de Ámsterdam, tres personas murieron por la caída de árboles. El viento ha arrancado numerosos tejados, entre ellos el del estadio de La Haya y paralizado la mayoría de los medios de transporte.

Algunos hicieron caso omiso de la alerta emitida por las autoridades a través de todos los móviles para que no salieran de casa. "Estoy tomando un poco el aire para dejar atrás lo ocurrido estos dos últimos años", decía una mujer mientras paseaba por la playa. 

En Bélgica, un anciano falleció al ser empujado por el viento al canal de Ypres. También hay varios heridos graves, entre ellos, una personas sobre la que cayeron unos paneles solares que salieron despedidos de un tejado.

La tormenta Eunice podría pasar a la historia como una de las más fuertes que ha golpeado Flandes en las últimas tres décadas.

Alemania se prepara para lo peor

Ahora es Alemania la que aprieta los dientes ante la llegada del fenómeno y se prepara para lo peor. El tráfico ferroviario ha sido cancelado. El servicio meteorológico anuncia en las próximas horas ráfaga de viento que podrían superar los 140 kilómetros por hora, así como inundaciones en la costa alemana del Mar del Norte.

Todo el sur de Inglaterra paralizado

Pero si hay un país que ha sufrido el impacto de Eunice ese ha sido el Reino Unido. Hubo tres muertos y todo el sur del país quedó paralizado por vientos extremos que en algunos puntos batieron todos los registros conocidos.

"Creo que esta tormenta pasará a la historia -afirma Liz Bentley, directora de la Real Sociedad Metorológica-. Será un caso de estudio por la fuerza del viento. Estoy segura de que hablaremos de ella durante años".

El viento arrancó de cuajo parte la cubierta del pabellón O2 Arena de Londres, un edificio emblemático en la orilla sur del río Támesis. 

Muchos vuelos fueron cancelados. No obstante, los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick siguieron operativos, dando pie a imágenes dignas de 'Aterriza como puedas'.