This content is not available in your region

Putin reconoce la independencia de Donetsk y Lugansk en el Donbás bajo condenas de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  & Euronews  con AP, AFP
euronews_icons_loading
Vladímir Putin, presidente de Rusia.
Vladímir Putin, presidente de Rusia.   -   Derechos de autor  Alexander Zemlianichenko/AP2011

El presidente de Rusia Vladímir Putin ha reconocido la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk en el la región del Donbás, al este de Ucrania.

El presidente Putin hizo el anuncio mientras se dirigía a la nación, exponiendo sus razones por las que Rusia va a dar este paso:

Considero necesario tomar una decisión que debería haberse tomado hace tiempo. Reconocer inmediatamente la independencia y la soberanía de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk. Pido a la Asamblea Federal de la Federación Rusa que apoye esta decisión, y luego ratifique los tratados de amistad y asistencia mutua con ambas repúblicas.
Vladimir Putin
Presidente de Rusia

"El presidente dijo que en un futuro próximo tiene intención de firmar el respectivo decreto", dice la nota oficial.

El pasado día 15, la Duma o cámara baja del Parlamento ruso le solicitó a Putin el reconocimiento de ambas entidades prorrusas.

Putin abordó hoy el reconocimiento de las entidades separatistas con el Consejo de Seguridad, ruso que apoyó esa decisión casi por unanimidad.

Poco después del reconocimiento, el presidente Putin firmó sendos decretos para desplegar militares rusos en los territorios de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk para ejercer funciones de pacificación.

El líder ruso informó a Macron y Scholz sobre los resultados de la reunión ampliada del Consejo de Seguridad ruso, "en la que se examinó la situación actual en torno al Donbás en el contexto de la petición de la Duma del Estado sobre el reconocimiento de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk", detalla la nota.

Putin recordó que este lunes también había recibido una solicitud sobre el reconocimiento de Donetsk y Lugansk a raíz de una "agresión militar de las autoridades ucranianas", con "bombardeos masivos del territorio de Donbás, por los que sufre la población civil".

De acuerdo con el comunicado, el presidente francés y el canciller alemán "expresaron su decepción" con el desarrollo de los acontecimientos al tiempo que "indicaron que estaban dispuestos a continuar los contactos".

"Habrá sanciones" dice la Unión Europea

Los líderes de la OTAN y de Europa afirman que impondrán sanciones a quienes participen en el reconocimiento de las regiones separatistas de Ucrania como independientes.

Ursula von der Leyen a través de Twitter

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tuiteó que:

"La maniobra fue una flagrante violación del derecho internacional, de la integridad territorial de Ucrania y de los acuerdos de Minsk. La UE y sus socios reaccionarán con unidad, firmeza y con determinación en solidaridad con Ucrania."

"Estamos dispuestos a reaccionar con un frente unido y fuerte, si decide hacerlo", había indicado el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros de Exteriores comunitarios.

Especificó que "ciertamente si hay una anexión, habrá sanciones. Y si hay reconocimiento, pondré las sanciones sobre la mesa y los ministros decidirán", advirtió Borrell.

“Hemos seguido las discusiones del Consejo de Seguridad ruso con fuerte preocupación. Entendemos que la decisión final no se ha tomado todavía, y pedimos al presidente Putin que respete la ley internacional y los acuerdos de Minsk y esperamos que no reconozca la independencia de Lugansk y Donetsk”, dijo el jefe de la diplomacia comunitaria.

8 años de guerra

Rusia y Ucrania llevan una amarga guerra desde 2014, cuando el líder ucraniano afín al Kremlin, Víktor Yanukóvich, fue expulsado de su cargo por la revuelta del Maidán.

Desde entonces Moscú ha respondido con la anexión de Crimea y el apoyo a la insurgencia separatista en la región, donde los combates de ocho años han matado a más de 14 000 personas.

Con un número estimado de 150 000 soldados rusos concentrados en tres lados de Ucrania, Estados Unidos ha advertido que Moscú ya ha decidido invadir. No obstante, los presidentes estadounidense y ruso han acordado provisionalmente una posible reunión en un último esfuerzo por evitar la guerra.

Se dice que la reunión queda descartada si Rusia invade. Aun así, la perspectiva de una cumbre cara a cara resucitó las esperanzas de que la diplomacia pudiera evitar un conflicto devastador, que provocaría un gran número de víctimas y un enorme daño económico en toda Europa, que depende en gran medida de la energía rusa.