This content is not available in your region

Pablo Casado busca apoyos en medio de la peor crisis del conservador Partido Popular español

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con EFE
euronews_icons_loading
El líder del Partido Popular, Pablo Casado, cuando fue elegido en el congreso de 2018
El líder del Partido Popular, Pablo Casado, cuando fue elegido en el congreso de 2018   -   Derechos de autor  Francisco Seco/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved.

Guerra fraticida en el partido popular español. El líder de la oposición conservadora, Pablo Casado, ha convocado a los barones el miércoles para tomar el pulso al partido en medio de su peor crisis interna.

Los líderes territoriales del PP piden a Pablo Casado decisiones urgentes ante el hundimiento del partido. Y éste está dispuesto a convocar un congreso para elegir al futuro líder.

Una maratoniana reunión este lunes en la sede nacional del PP, en Madrid, durante más de ocho horas entre Casado y la dirección del partido, se cerró con la convocatoria para dentro de una semana de la Junta Directiva, que es la competente para convocar un congreso extraordinario como el que reclaman quienes piden la dimisión del líder de los conversadores.

Algo que da hasta el próximo lunes de margen a Casado, pero que no contenta a quienes piden que dimita al frente del partido, que ha gobernado en España en dos etapas, con José María Aznar de 1996 a 2004 y con Mariano Rajoy entre 2011 y 2018. 

“Él sabe lo que pienso, y por tanto le corresponde a él tomar esa decisión final. Él es el presidente del partido y le corresponde a él asumir esa responsabilidad”, decía el lunes el presidente de la región de Galicia Alberto Nuñez Feijoo, uno de los dirigentes más destacados del centro-derecha español.

Muchos lo dan ya por defenestrado mientras la cabeza del PP en Madrid y presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, niega haberle disputado a Casado el liderazgo del partido a nivel nacional. “No hay, ni ha habido guerra Ayuso-Casado porque nunca he tenido la intención de sustituirlo”, asegura. 

Espionaje y corrupción

La guerra estalló la semana pasada por el espionaje del partido a Ayuso y las sospechas de corrupción por un contrato con la Comunidad del que se benefició el hermano de la presidenta. Para intentar atajar la crisis, la dirección nacional del PP cerró el expediente informativo que abrió a Díaz Ayuso tras recibir las explicaciones requeridas sobre el contrato relacionado con su hermano.

Pese a todo, Isabel Díaz Ayuso ha recibido el apoyo de sus fieles en forma de manifestación el pasado domingo frente a la sede del partido popular

En medio del colapso de los populares, algunas encuestas apuntan ya un retroceso electoral del partido de centro-derecha, que sería aprovechado principalmente por la extrema derecha, y también beneficiaría a los socialistas del PSOE, que gobiernan en España en coalición con la formación de izquierda Unidas Podemos.