This content is not available in your region

La UE y sus aliados usan el "botón nuclear" financiero contra Putin

Access to the comments Comentarios
Por Oscar Valero
euronews_icons_loading
Von der Leyen, en Bruselas
Von der Leyen, en Bruselas   -   Derechos de autor  Johanna Geron/AP

La Unión Europea, Estados Unidos y sus aliados del G7 han decidido apretar el botón 'nuclear' de las sanciones económicas a Rusia y desconectarla del mecanismo de comunicación bancaria SWIFT.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció la medida en la noche del sábado: "Nos comprometemos a garantizar que una serie de bancos rusos serán apartados de SWIFT. Esto garantizará que estos bancos estén desconectados del sistema financiero internacional y su capacidad para operar a nivel mundial quede perjudicada".

"La Unión Europea y sus socios están trabajando para paralizar la capacidad de Putin para financiar su maquinaria de guerra", añadió Von del Leyen.

La lista de los bancos que se verán afectados por la desconexión aún no se ha publicado, pero el daño a la economía rusa puede ser devastador.

Las economías occidentales también han acordado congelar los activos y transacciones del Banco Central de Rusia, impidiendo que puedan manejar o vender sus activos para obtener liquidez.

Asimismo estas sanciones apuntan también a los oligarcas rusos, prohibiéndoles usar sus activos en sus mercados.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha agradecido la medida y la ha calificado de "importante victoria".

"Significa miles y miles de millones de pérdidas para Rusia. Es un precio justo por su traicionera invasión de Ucrania", dijo Zelenski en su discurso del sábado por la tarde.

Armas a Ucrania y cierre del espacio aéreo a Rusia

Zelenski dio la bienvenida además a la decisión de Alemania de suministrar armas al país, y no solamente material no letal.

Berlín, uno de los más reacios a enviar material ofensivo a Kiev, enviará 1.000 armas antitanque y 500 misiles stinger, según el canciller, Olaf Scholz

Por último hasta 9 países de la UE han prohibido ya la entrada en su espacio aéreo a aviones rusos, incluidos Polonia, Rumania y Alemania.