This content is not available in your region

¿Qué sanciones podría imponer la UE a Rusia si invade Ucrania?

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
¿Qué sanciones podría imponer la UE a Rusia si invade Ucrania?
Derechos de autor  Kirill KUDRYAVTSEV / AFP

Ante el temor a que una invasión rusa de Ucrania pueda ser inminente, se habla cada vez más de cómo responderá Occidente.

El secretario de Estado de EE. UU., Anthony Blinken, ha advertido en varias ocasiones sobre “consecuencias masivas” si Moscú invade al país de Europa del Este, pero no especificó cuáles serían exactamente estas repercusiones. Los ministros de Exteriores de la UE se reunieron el lunes en Bruselas para discutir su propia respuesta y también han sido deliberadamente vagos sobre qué forma tendría su posible reacción.

Si Putin se decide por invadir Ucrania, la UE y sus aliados tienen varias opciones sobre la mesa.

Sanciones económicas y financieras

Rusia se ha visto afectada por varias rondas de sanciones a lo largo de los años, cada una con diferentes grados de éxito. Una de las medidas más recientes que se han planteado ante una hipotética invasión de Moscú es aislar al país del sistema de transacciones financieras SWIFT, que es una de las partes principales del sistema global para transferencias de dinero.

Bloquear a Rusia en esta red tendría graves consecuencias y complicaría a cualquier ciudadano residente en el país la posibilidad de realizar cualquier tipo de transacción financiera con el mundo occidental. Pero también a nivel mundial.

Sin embargo, el profesor Markus Ziener del think tank German Marshall Fund de los Estados Unidos cree que no es tan fácil.

“Si ellos [Rusia] quedaran aislados de SWIFT, esto también afectaría básicamente a cualquier institución financiera en Rusia. Ahora, ¿cuál es el peligro?", ha explicado Ziener a Euronews. “El peligro aquí es que Rusia ha acumulado cientos de miles de millones de oro y dólares estadounidenses. Tienen muchas reservas y también tienen una estrecha cooperación con China".

“Entonces, podría haber una posibilidad de que Rusia eluda el impacto de estas sanciones y es algo controvertido. Realmente no sabemos cuánto daño hará esto a los rusos”, ha lamentado Ziener.

Pero separar a Rusia de SWIFT también crearía problemas para Europa. Por ejemplo, una empresa que compra gas natural ruso no podría pagar utilizando el código SWIFT habitual.

El gasoducto NordStream 2

Es imposible mencionar las reacciones occidentales sin hablar del controvertido proyecto energético, el gasoducto de gas natural NordStream 2. La infraestructura, que se completó en septiembre pasado, tiene como objetivo transportar gas ruso a través del Mar Báltico a Alemania y, por lo tanto, a Europa.

Sin embargo, tal como están las cosas, está esperando la luz verde de los reguladores alemanes y de la UE para comenzar a proporcionar a Europa los suministros de energía que tanto necesita.

Sus críticos argumentan que debilita la independencia energética europea y que Moscú puede utilizarlo como una herramienta política, mientras que sus partidarios dicen que es necesario para mejorar la seguridad energética de la UE y aumentar así el suministro.

Estados Unidos ha expresado durante mucho tiempo sus preocupaciones sobre el Nord Stream 2, aunque no han sido escuchadas.

Pero una intervención reciente del canciller alemán Olaf Scholz sugirió que Berlín podría considerar detener el gasoducto como respuesta a un posible ataque a Ucrania.

En una conferencia de prensa con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, la semana pasada, Scholz respondió a una pregunta sobre Nord Stream 2 y dijo que habrá un "alto precio a pagar y que todo tendrá que discutirse si hay una intervención militar en Ucrania."

¿Encontrarán los aliados occidentales la unidad en Rusia?

A pesar de todo el discurso sobre castigar a Putin y mantenerse unidos, entre bambalinas hay muy poco consenso sobre cómo proceder en caso de un ataque.

Sobre el sistema de transacciones financieras SWIFT, Ziener dice que "no hay una respuesta clara" al respecto.“Algunos países europeos están diciendo, no hagamos eso. Hagámoslo paso a paso. No comencemos con SWIFT de inmediato como una de las sanciones más importantes que podemos adoptar”, dijo el profesor a Euronews.

Otros quieren seguir otra estrategia y atacar a Rusia directamente en la economía.

Con Nord Stream 2, hay divisiones en toda la UE, incluso dentro del propio gobierno de coalición de Alemania.

El SDP de Scholz es cauteloso a la hora de bloquear el proyecto, mientras que los dos socios de coalición, los Verdes y el liberal FDP, preferirían adoptar una política exterior más “basada en valores”.

Berlín incluso ha bloqueado las entregas de armas provenientes de Estonia a Ucrania porque hay componentes alemanes en esas armas, lo que podría restringir la capacidad de Kiev para responder a cualquier ataque.

Desde fuera parece que será difícil encontrar un acuerdo entre la UE y sus aliados, pero por ahora se está presentando un frente unido, con el jefe de política exterior de la UE declarando el lunes que “Nuestra unidad es nuestra fuerza, y no hay duda sobre ello."