This content is not available in your region

Rusia contraataca en la guerra de la información con amenaza de cárcel

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia contraataca en la guerra de la información con amenaza de cárcel
Rusia contraataca en la guerra de la información con amenaza de cárcel   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MOSCÚ, 4 mar – El Parlamento ruso aprobó el viernes una ley que impone penas de cárcel de hasta 15 años por difundir de forma intencionada información “falsa” sobre las fuerzas armadas, en un momento en que Moscú contraataca en lo que considera una guerra de la información por el conflicto en Ucrania.

Funcionarios rusos han dicho en repetidas ocasiones que los enemigos de Rusia, como Estados Unidos y sus aliados de Europa Occidental, han difundido de manera intencionada información falsa para intentar sembrar la discordia entre el pueblo ruso.

Los legisladores rusos aprobaron enmiendas al código penal que convierten la difusión de información “falsa” en un delito penal castigado con multas o penas de cárcel. Los legisladores también impusieron multas por pedir públicamente sanciones contra Rusia.

“Si las (noticias) falsas provocan consecuencias graves, hay una amenaza de pena de cárcel de hasta 15 años”, dijo la Cámara baja del Parlamento, conocida como la Duma en ruso, en un comunicado.

La Duma esbozó una escala de castigos para quien se considere que ha desacreditado a las fuerzas armadas, con penas más severas para quienes difundan información falsa de forma intencionada o llamen a la acción pública no sancionada.

Las enmiendas, que no pudieron ser consultadas por Reuters en el sitio web de la Duma, parecen dar al Estado ruso poderes mucho más fuertes para reprimir.

“Literalmente, a partir de mañana, esta ley obligará a castigar y con mucha dureza a quienes mintieron e hicieron declaraciones que desacreditaron a nuestras fuerzas armadas”, dijo Viacheslav Volodin, presidente de la Duma.

El presidente Vladimir Putin dijo que la “operación militar especial” era esencial para garantizar la seguridad rusa después que Estados Unidos amplió la alianza militar de la OTAN a las fronteras de Rusia y apoyó a los líderes prooccidentales de Kiev.

Los funcionarios rusos no utilizan la palabra “invasión” y afirman que los medios de comunicación occidentales no han informado sobre lo que califican de “genocidio” de los rusoparlantes en Ucrania.

Las enmiendas deberán ser aprobadas ahora por la Cámara alta del Parlamento antes de pasar a manos de Putin para que las convierta en ley.