This content is not available in your region

Biden veta la importación de petróleo ruso: "Un poderoso golpe a la maquinaria de guerra de Putin"

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE & AFP
euronews_icons_loading
Biden veta la importación de petróleo ruso: "Un poderoso golpe a la maquinaria de guerra de Putin"
Derechos de autor  Evan Vucci/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

EEUU prohíbe las importaciones de petróleo, gas o carbón rusos. Según el presidente del país, Joe Biden, se aumentará la producción para contrarrestar el efecto. El mandatario señala que supone un "poderoso golpe" a la "guerra de Putin", pero advierte a los estadounidenses que "defender la libertad va a costar":

"Hoy estoy anunciando que Estados Unidos está apuntando a la principal arteria de la economía de Rusia. Vamos a prohibir todas las importaciones de petróleo, gas y energía rusos", ha destacado Joe Biden durante su intervención.

Reino Unido también eliminará progresivamente la importación de petróleo ruso para finales de 2022 según ha señalado el secretario de Estado de Economía británico a través de twitter. De esta forma da tiempo al sector para adaptarse. 

Tanto para los británicos como para Estados Unidos el petróleo ruso representa el 8% de su demanda. Además no dependen del gas ruso solo los británicos consumen un 4%. Mientras que en la UE el petróleo ruso supone el 27% del consumo y el gas el 40%.

Los europeos tienen "soluciones para ser independientes del gas ruso", afirmó este martes el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, que se mostró convencido de que se puede avanzar rápido y una de las formas es optimizar el funcionamiento de las terminales de regasificación que hay en España y en Francia.

"Se puede mejorar el funcionamiento de esas terminales", aseguró Le Maire en declaraciones a la prensa durante un desplazamiento en Normandía (noroeste) para presentar proyectos de hidrógeno descarbonizado.

Interrogado sobre la posibilidad de dejar de comprar gas ruso, dentro de un nuevo grupo de sanciones contra Moscú por la invasión de Ucrania, respondió que se debe sacar la lección de que "hay que dejar de ser dependientes del gas ruso".

Explicó que el verdadero desafío en el aprovisionamiento no es para las próximas semanas sino para el invierno 2022-2023. Aseguró que su país, como se ha preparado desde hace años, es más autónomo que otros, ya que consume un 20 % de gas ruso, frente a una media del 40 % en el conjunto de la UE, un 55 % en Alemania y hasta un 100 % en Finlandia.

"Tenemos que trabajar en soluciones colectivas europeas" -dijo- y desde este verano aumentar los niveles de almacenamiento al 90 % con vistas al próximo invierno pero también realizar compras colectivas para obtener precios más bajos y "diversificar" los países de aprovisionamiento.

El ministro francés se mostró convencido de que también hay margen de maniobra para "mejorar el funcionamiento de las unidades de regasificación".