This content is not available in your region

Lituania refuerza el estado de emergencia por la invasión de Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Lituania refuerza el estado de emergencia por la invasión de Ucrania
Lituania refuerza el estado de emergencia por la invasión de Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andrius Sytas

VILNA, 10 mar – Lituania impuso el jueves un estado de emergencia más estricto en respuesta a la invasión rusa de Ucrania, limitando los derechos de libre expresión y de reunión pacífica, en lo que, según los críticos, son las restricciones más duras a la libertad personal desde la época soviética.

El Gobierno de Lituania, país miembro de la OTAN y de la UE que en su día formó parte de la Unión Soviética, declaró el estado de emergencia el 24 de febrero, horas después de que Rusia invadiera Ucrania, temiendo que Moscú pudiera amenazar a Lituania y desplegando el ejército a lo largo de sus fronteras con Rusia y Bielorrusia. 

La nueva legislación, aprobada por el Parlamento con 71 votos a favor de los 117 emitidos, prohíbe los actos públicos en apoyo de “las acciones de Rusia o Bielorrusia que han conducido a este estado de emergencia”. Bielorrusia ha apoyado la acción rusa, que Moscú califica de “operación especial”.

En vigor al menos hasta el 20 de abril, la medida permite a la policía retirar el acceso a un medio de comunicación durante un máximo de 72 horas por “desinformación”, “propaganda de guerra” o “incitación al odio” en relación con la invasión, según el Parlamento.

“Esta moción limita la capacidad de decir que ‘Putin es grande’ en reuniones (públicas), y de difundir propaganda de guerra y desinformación”, dijo la primera ministra Ingrida Simonyte, en referencia al presidente ruso Vladimir Putin.

“Creo que nadie en esta sala del Parlamento está interesado en que esto (la propaganda y desinformación rusas) envenene la determinación y la voluntad del pueblo lituano de ayudar a Ucrania”, añadió.

La nueva medida también prohibirá tomar fotografías, filmar o “recoger información en el lugar” sobre los movimientos del ejército o las infraestructuras energéticas estratégicas.

Las emisoras de radio y televisión establecidas o controladas por súbditos rusos o bielorrusos quedan prohibidas a menos que se indique lo contrario o si emiten desde la Unión Europea. Lituania también dejará de expedir visados a rusos y bielorrusos.

Varios partidos de la oposición se opusieron el jueves a la legislación, calificándola de la más estricta limitación de los derechos básicos desde que la nación báltica abandonó la Unión Soviética hace tres décadas.

“El Gobierno dice en efecto… que todo ciudadano lituano es potencialmente un espía reclutado o un saboteador. Esto es muy peligroso”, dijo a la prensa el miembro de la oposición Saulius Skvernelis.

Skvernelis es el líder de “En nombre de Lituania”, un partido con 16 diputados en un Parlamento de 141 escaños.