This content is not available in your region

Un Indopacífico abierto y libre

Por Damon Embling  & Euronews
euronews_icons_loading
Un Indopacífico abierto y libre
Derechos de autor  euronews

Damon Embling, periodista de Euronews, viajó a Madagascar para realizar una edición especial del programa Spotlight, en torno a un proyecto que tiene el puerto de Toamasina como centro neurálgico.

"Me encuentro en el puerto de Toamasina para descubrir cómo la cuadruplicación de su capacidad de transporte de mercancías está destinada a impulsar la conectividad y la prosperidad económica, tanto aquí en Madagascar como en el extranjero. Una enorme expansión que está siendo impulsada por la financiación y la experiencia de Japón", declara el reportero.

Situado en la costa noreste, el puerto de Toamasina es el alma de Madagascar. Conecta al país con Asia, Europa, el golfo Pérsico, y otros países africanos. El 80 % de las mercancías nacionales e internacionales pasan por él. Hay de todo, desde alimentos hasta coches. Pero, a medida que la población de Madagascar aumenta, el puerto también necesita crecer.

"Las infraestructuras existentes en el puerto están anticuadas porque ya tienen 50 años. Hoy en día, solamente contamos con un muelle para contenedores, con una profundidad limitada, y el espacio de almacenamiento también es limitado", afirma Christian Eddy Avellin, director general de la Autoridad Portuaria del puerto de Toamasina.

Ahora se está ampliando mucho el puerto, con la creación de un nuevo muelle de 470 metros de longitud y una zona de almacenamiento de contenedores. También se está dando más profundidad a los muelles existentes. Esto supone un gran impulso a la conectividad, que permitirá la llegada de más buques de carga, e incluso más grandes, en el futuro.

"Ahora mismo, unos 250 000 contenedores pasan por este puerto cada año. Pero esa cifra va a aumentar hasta un millón", explica el periodista Damon Embling.

Alineados hasta donde alcanza la vista, los bloques hechos de hormigón, son la clave para la realización de uno de los mayores proyectos de infraestructuras de África. Fabricados in situ, más de cuatro mil quinientos bloques se utilizarán para ampliar un rompeolas de 345 metros de largo.

"Utilizamos un sonar en cuatro dimensiones, cuando instalamos los bloques disipadores de olas. Al usarlo, el operador puede comprobar en tiempo real dónde están instalados", señala Sogawa Kota, ingeniero civil de Penta-Ocean Construction Company Ltd.

Una vez finalizadas las obras del rompeolas, se ganará terreno al mar para crear las nuevas instalaciones. Todo es producto de una asociación entre Madagascar y Japón. Se lleva a cabo con un préstamo de ayuda al desarrollo de 350 millones de euros, procedente de Japón, junto con su experiencia en ingeniería.

"Veinte japoneses y cincuenta personas de otros países están enseñando métodos de construcción a 600 obreros malgaches y a otros 100 trabajadores de Madagascar", explica Taguchi Haruhiro, director ejecutivo de Penta-Ocean Construction Company Ltd.

Spotlight
Técnicos de la empresa Penta-Ocean Construction trabajan en la ampliación del dique del puerto de Toamasina.Spotlight

"Es la primera vez que trabajo con japoneses. Estoy muy emocionada porque puedo dar algo más a mi país, aunque sea un poco. Con ellos, puedo aportar más", declara Sitraka Jean D'Annie Rabemanjakasoa, ingeniero civil de Penta-Ocean Construction Company Ltd.

"He aprendido muchas cosas al haber trabajado con los japoneses. Antes de empezar el proyecto, fuimos a Japón para formarnos", afirma Emmanuel Julio Rajaonasy, jefe del Departamento de Obras Nuevas, de la Autoridad Portuaria del puerto de Toamasina.

Japón lleva mucho tiempo financiando proyectos de desarrollo en el continente africano. Algunos de estos planes contribuyen a la materialización de un Indopacífico abierto y libre. Una visión que comparten Japón y muchos otros países, como Australia, la India y Estados Unidos, y que está abierta a otras naciones con el mismo objetivo. El puerto de Toamasina forma parte de su núcleo.

"Este proyecto forma parte de esta visión de mejorar la conectividad mediante el desarrollo de infraestructuras de calidad. El Gobierno japonés cree que el establecimiento de un orden internacional abierto y libre, basado en el imperio de la ley en la región Indopacífica, garantizará la paz y la prosperidad en esta área y más allá", señala Tanaka Kaori, representante jefa de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), en Madagascar.

Spotlight
Zona que ocupará el nuevo dique en el puerto de Toamasina.Spotlight

Para los operadores de grúas de carga, como Gaetan, que está perfeccionando sus aptitudes en este simulador, la ampliación del puerto es una gran noticia. Se prevé la creación de hasta 1 000 nuevos puestos de trabajo, tras la construcción. Supone un impulso económico para la ciudad de Toamasina. Y, de manera más amplia, para Madagascar, con la mejora de las conexiones por carretera y ferrocarril previstas, y un nuevo centro de transporte y carga en la capital, Antananarivo.

"Este proyecto promoverá la conectividad de Madagascar con el continente africano y con Asia. Además, permitirá a nuestro país mejorar su contribución a la integración regional", concluye Dina Hariniry Rakotomalala, directora general de Transporte Marítimo, Fluvial y Aéreo del Ministerio de Transportes y Meteorología de Madagascar.