El triunfo de Viktor Orbán en Hungría: un dolor de cabeza para la Comisión Europea

Access to the comments Comentarios
Por Meabh McMahon
Meabh McMahon, periodista para Euronews, desde Bruselas, Bélgica
Meabh McMahon, periodista para Euronews, desde Bruselas, Bélgica   -   Derechos de autor  Euronews

El resultado de las elecciones húngaras no ha sido una sorpresa para la burbuja de Bruselas. Saben lo popular que es Viktor Orbán y la influencia que tiene sobre los medios de comunicación húngaros. 

Sin embargo, la noticia ha sido un golpe, y un pequeño dolor de cabeza para la Comisión Europea, a la que le hubiera gustado ver un cambio en el panorama allí en Hungría, un cambio de gobierno. Porque todavía tiene que lidiar con la causa de colisión entre Budapest y Bruselas que ha estado sucediendo durante años.

Esto remonta al año 2015, cuando el presidente de la Comisión Europea, en ese entonces Jean-Claude Junker, estaba en una cumbre en Letonia y saludó entonces a Viktor Orbán diciendo "aquí viene el dictador. Hola dictador". Y dándole una gran palmada en la espalda.

Eso inspiró bromas divertidas en aquel entonces, pero siete años más tarde las cuestiones sobre el retroceso democrático y la libertad de los medios de comunicación siguen sin ser tratadas adecuadamente. 

Por lo mismo esta mañana hemos visto a muchos observadores de la UE frustrados y decepcionados que han acudido a Twitter para decir que, en realidad, deberíamos ser suspendidos de la Unión Europea. Y mucha decepción por los comentarios que hizo anoche Viktor Orbán en su discurso de victoria llamando al presidente ucraniano Volodímir Zelenski un "adversario".