This content is not available in your region

Las sanciones a Rusia agrietan el centro de Europa

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Los ministros de Exteriores del C5
Los ministros de Exteriores del C5   -   Derechos de autor  CZCT

Las sanciones por la guerra de Ucrania están provocando divergencias en el denominado C5, el grupo de cinco países centroeuropeos formado por República Checa, Eslovaquia, Hungría, Austria y Eslovenia. La reunión informal de sus ministros de Asuntos Exteriores en las proximidades de Praga, ha evidenciado sus diferencias sobre la posible prohibición de las importaciones de petróleo y gas ruso.

Para el jefe de la diplomacia checa, Jan Lipavsky, se trata de una prioridad: "Durante nuestra presidencia de la UE me gustaría avanzar en las conversaciones sobre el recorte de las importaciones de petróleo de Rusia, ya que hay que minimizar los ingresos de Rusia por el comercio con la Unión Europea".

Para su homólogo húngaro, Péter Szijjártó, se trata de una línea roja: "Hasta ahora hemos firmado cinco paquetes de sanciones. Hemos apoyado estas medidas tomadas por la Unión Europea, tenemos una línea roja clara que es la seguridad energética de Hungría, por eso ya nos hemos asegurado de que no podemos firmar sanciones ni sobre el petróleo ni sobre el gas."

Austria apela al pragmatismo y a adoptar sanciones que afecten más a Rusia que a Europa. Eslovaquia quiere aumentar la ayuda militar a Ucrania y Eslovenia aboga por no repetir los errores del pasado y acabar con la dependencia energética europea de Moscú.