This content is not available in your region

La cuarta noche consecutiva de disturbios en Suecia tras una convocatoria islamófoba deja 3 heridos

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
La gente quema ramas para bloquear una carretera durante unos disturbios en Norrkoping, Suecia, el domingo 17 de abril de 2022
La gente quema ramas para bloquear una carretera durante unos disturbios en Norrkoping, Suecia, el domingo 17 de abril de 2022   -   Derechos de autor  Stefan Jerrevång/AP

En la cuarta noche consecutiva de disturbios en Suecia entre la policía y manifestantes, tres personas han resultado heridas por los rebotes de los disparos de advertencia de la policía en la ciudad de Norrköping, según las autoridades.

Los enfrentamientos se suceden desde que el líder de la extrema derecha, Rasmus Paludan, decidiera quemar un Corán el jueves por la noche, en Linköping. Desde entones las concentraciones de ultraderechistas provocaron a su vez una convocatoria de protesta de manifestantes de signo contrario.

Esto ha encendido a muchos en Suecia, especialmente dentro de su gran comunidad islámica... En muchas ciudades del país estalló una violenta oposición a otras concentraciones previstas por Paludan y su grupo de extrema derecha Stram Kurs, que se traduce como "Curso Firme" al español.

Curso Firme es un partido xenófobo e islamófobo marginal, cuyo líder es el abogado Rasmus Paludan, de doble nacionalidad sueco-danesa y que actúa en ambos países nórdicos.

El sábado fue el turno de Malmö, en el sur del país. Un coche intentó atravesar una barrera antidisturbios... el conductor fue detenido posteriormente por intento de asesinato. Y por la noche, jóvenes furiosos prendieron fuego a vehículos para expresar su rabia.

Este domingo por la mañana, las cicatrices de las crecientes fracturas raciales y religiosas de Suecia eran evidentes.

Las llamadas a "quemar el Corán" han provocado reacciones tanto en Irán como en Irak, que lo han considerado como una "ofensa grave" y una "provocación" hacia los musulmanes, que además se produce durante el mes sagrado del ramadán.

El embajador en funciones de Suecia en Teherán fue convocado por las autoridades iraníes para trasladarle su condena por esas concentraciones, convocadas, según Irán, "bajo el pretexto de la libertad de expresión con el apoyo de la Policía sueca".