This content is not available in your region

El papa confiesa sus problemas de salud durante su audiencia semanal en la plaza San Pedro

Access to the comments Comentarios
Por euronews  con AFP/EBU
euronews_icons_loading
El papa Francisco a su llegada a la audiencia general este miércoles en la plaza San Pedro
El papa Francisco a su llegada a la audiencia general este miércoles en la plaza San Pedro   -   Derechos de autor  Andrew Medichini/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

En su audiencia semanal de este miércoles en la Plaza San Pedro, el papa Francisco ha hecho una confesión inhabitual.

Tras reiterar su llamamiento por la paz en Ucrania, el Santo Pontífice ha hecho una declaración más terrenal y personal, después de dar la bendición.

"Quería decirles una cosa. Me disculpo porque les he saludado sentado, porque esta rodilla no termina de sanar y no puedo estar de pie tanto tiempo. Lo siento. Gracias".

Con 85 años, y cuando se han cumplido diez desde el incicio de su pontificado, el papa sufre un dolor en la rodilla derecha tras la rotura de un ligamento, lo que le ha impedido participar en algunos actos y presidir algunas celebraciones. También sufre dolores de cadera que le hacen cojear y se sometio a una delicada operación de colon en julio de 2021.

A principios de este mes visitó la isla mediterránea de Malta durante dos días, con grandes dificultades para desplazarse.

Según sus médicos el dolor en la rodilla debería desaparecer con el tiempo, pero el proceso de curación "es lento a su edad".

El Papa declaró la semana pasada al diario argentino La Nación que trata su dolor poniéndose hielo en la rodilla y tomando analgésicos.