This content is not available in your region

La OSCE se va de Ucrania por el veto de Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
La OSCE en Ucrania se ha visto sometida recientemente a la presión y acoso en las dos autoproclamadas repúblicas prorrusas y de Moscú
La OSCE en Ucrania se ha visto sometida recientemente a la presión y acoso en las dos autoproclamadas repúblicas prorrusas y de Moscú   -   Derechos de autor  frame

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa anunció oficialmente el jueves el fin de su misión de observación en Ucrania tras ocho años de actividad.

La imprescindible renovación de mandato fue imposible por el veto de Rusia el 31 de marzo.

Todas las decisiones de la OSCE se adoptan por consenso y Moscú bloqueó, por primera vez hace poco menos de un mes, la ampliación del mandato de esta misión.

"La posición de Rusia no nos dejó otra opción", explicó el actual presidente de la organización, el ministro de Asuntos Exteriores polaco Zbigniew Rau.

"No es una decisión fácil de tomar - explicó Rau - _Hemos explorado todas las opciones posibles a través del diálogo político con los Estados miembros para lograr la renovación del mandato de la Misión Especial de Observación, pero la posición de la Federación Ru_sa no nos ha dejado otra opción que tomar medidas para cerrar la Misión".

La OSCE en Ucrania se ha visto sometida recientemente a la presión y acoso en las dos autoproclamadas repúblicas prorrusas y de Moscú, que la han acusado de espiar para las potencias occidentales.

Cuatro miembros del personal de la OSCE han sido detenidos en Donetsk y en Luhansk, en el este de Ucrania, por fuerzas rusas. Les acusan de traición, espionaje y actividades ilegales.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova, señaló que los miembros de la OSCE que fueron acusados habían proporcionado regularmente a los militares ucranianos y a las agencias de inteligencia extranjeras información sobre la ubicación de las milicias prorrusas.

La OSCE, presente en el este de Ucrania desde el levantamiento separatista de 2014, decidió retirar físicamente a la mayoría de los miembros de la misión desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania.

Ahora es la propia OSCE en Ucrania la que tiene que irse del país.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)