This content is not available in your region

Los trabajadores pobres se llevan la peor parte de la ola de calor en la India

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los trabajadores pobres se llevan la peor parte de la ola de calor en la India
Los trabajadores pobres se llevan la peor parte de la ola de calor en la India   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Sunil Kataria

NOIDA, India – Para el trabajador de la construcción Yogendra Tundre, la vida en una obra en las afueras de la capital india, Nueva Delhi, ya es bastante dura. Pero este año unas temperaturas históricamente altas la han vuelto insoportable.

Mientras India se enfrenta a una ola de calor sin precedentes, la gran mayoría de los trabajadores pobres del país, que suelen trabajar al aire libre, son especialmente vulnerables a las abrasadoras temperaturas.

“Hay demasiado calor y si no trabajamos, ¿qué vamos a comer? Durante unos días trabajamos y luego nos quedamos sin hacer nada por el cansancio y el calor”, dijo Tundre.

Las temperaturas en la zona de Nueva Delhi han rozado este año los 45 grados centígrados, lo que a menudo hace que Tundre, y su esposa Lata, que trabaja en la misma obra, caigan enfermos. Eso, a su vez, significa que pierden ingresos.

Según el Departamento Meteorológico de India (IMD, por sus siglas en inglés), es probable que la incesante ola de calor haga que algunas partes de Nueva Delhi alcancen temperaturas superiores a los 49ºC el lunes.

“A causa del calor, a veces no voy a trabajar. Me tomo días libres (…) muchas veces, caigo enferma por deshidratación y luego necesito botellas de glucosa (fluidos intravenosos)”, dijo Lata mientras se encontraba fuera de su casa, una chabola provisional con techo de hojalata.

Los científicos han vinculado la aparición temprana de un verano intenso al cambio climático y afirman que más de mil millones de personas en India y la vecina Pakistán corren algún tipo de riesgo por el calor extremo.

India sufrió este año su marzo más caluroso en más de 100 años y algunas partes del país experimentaron sus temperaturas más altas jamás registradas en abril.

En muchos lugares, incluida Nueva Delhi, se superaron los 40°C. Más de una veintena de personas han muerto por presuntos golpes de calor desde finales de marzo y la demanda de electricidad ha alcanzado máximos de varios años.

El primer ministro indio, Narendra Modi, ha pedido a los Gobiernos estatales que elaboren medidas para mitigar el impacto del calor extremo.

Tundre y Lata viven con sus dos hijos pequeños en una barriada cercana a las obras de Noida, una ciudad satélite de Nueva Delhi. Se trasladaron desde su estado natal, Chhattisgarh, en el centro de India, para buscar trabajo y salarios más altos en los alrededores de la capital.

En la obra, los trabajadores escalan muros, colocan hormigón y transportan pesadas cargas, envolviendo sus cabezas en pañuelos de trapo para protegerlas del sol.

Pero incluso cuando la pareja termina su jornada de trabajo, apenas tiene respiro, ya que su casa está caldeada tras haber absorbido el calor del sol durante todo el día.

Avikal Somvanshi, medioambientalista urbano del Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente de India, dijo que los datos del Gobierno federal muestran que el estrés térmico por calor es la causa más común de muerte causada por fuerzas de la naturaleza en los últimos 20 años, después de los rayos.

“La mayoría de estas muertes se producen en hombres de entre 30 y 45 años. Se trata de hombres de clase obrera que no tienen otra opción que trabajar bajo un calor abrasador”, dijo Somvanshi.

En India no hay leyes que impidan la actividad al aire libre cuando las temperaturas superan un determinado nivel, a diferencia de lo que ocurre en algunos países de Oriente Medio, dijo Somvanshi.