This content is not available in your region

Pussy Riot en España | Denuncian crímenes de guerra del ejército ruso en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez  con RTVE
euronews_icons_loading
Olga Borisova y Masha Aliójina, integrantes de las Pussy Riot
Olga Borisova y Masha Aliójina, integrantes de las Pussy Riot   -   Derechos de autor  RTVE

A las Pussy Riot las conocimos hace una década saltando y bailando durante una performance contra Vladímir Putin en una catedral de Moscú antes de ser detenidas por las fuerzas del orden. Las imágenes dieron la vuelta al mundo, pero la fama vino acompañada de dos años de cárcel por vandalismo, la primera de varias condenas que se les han impuesto por defender derechos y libertades en Rusia.

Una década después, este colectivo punk de activistas feministas se ha convertido en un quebradero de cabeza para el presidente ruso. Dos de sus integrantes, Masha Aliójina y Olga Borisova, se encuentran en España, donde han hablado de la implacable represión en su país y acusado al Ejército ruso de crímenes de guerra.

"Las cosas que ha hecho el ejército ruso en Ucrania no solo son aterradoras, son crímenes de guerra. Cualquier impacto positivo que podamos tener ahora es necesario porque la pesadilla ocurrió y aún sigue ocurriendo y se ha iniciado desde Rusia, mi país", dice Masha Aliójina, que huyó recientemente de Moscú, donde estaba en arresto domiciliario, disfrazada de repartidora.

Los rusos que protestan contra la guerra están "arriesgando su vida y su libertad"

Olga Borisova nos habla de la represión de las manifestaciones pacifistas. 

"Aunque son tiempos muy oscuros bajo las nuevas leyes y es muy peligroso protestar, la gente sigue protestando y los admiramos. Esa gente está arriesgando su vida y su libertad. Rusia está protestando y creo que es importante hablar de ello porque muchos periodistas rusos repiten la propaganda rusa de que el 80% de los rusos apoyan la guerra, lo cual no es cierto".

Las Pussy Riot está recorriendo Europa para promover la paz en Ucrania, además del feminismo y los derechos LGTBI.