This content is not available in your region

Sentencia de Corte Suprema pone en duda el liderazgo de EEUU en la lucha climática

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Sentencia de Corte Suprema pone en duda el liderazgo de EEUU en la lucha climática
Sentencia de Corte Suprema pone en duda el liderazgo de EEUU en la lucha climática   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Michelle Nichols y Kate Abnett

NACIONESUNIDAS, 30 jun – Una sentencia de la Corte Suprema que limita la autoridad de Washington para reducir la producción de carbono de las centrales eléctricas perjudicará los esfuerzos mundiales de lucha contra el cambio climático al frenar la reducción de emisiones de Estados Unidos y socavar los esfuerzos de liderazgo de este país en la escena internacional, según diplomáticos.

El fallo del tribunal conservador (6-3), el último de una serie de controvertidas decisiones judiciales, se produce en un momento en el que el gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, trata de descarbonizar la economía del país y de conseguir que la ambición mundial se aleje de los combustibles fósiles que emiten gases de efecto invernadero y se dirija a fuentes más limpias.

“Es muy decepcionante, ya que dificulta mucho a la administración estadounidense la aplicación de la medida de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo Carlos Fuller, embajador de Belice ante las Naciones Unidas.

“También pone a la administración en una posición negociadora muy débil, ya que sus intentos de que todos aumenten su ambición serán recibidos con escepticismo”, agregó.

En una rara crítica a un Estado miembro, Naciones Unidas calificó el jueves el fallo de la Corte Suprema como “un retroceso en nuestra lucha contra el cambio climático”.

“Decisiones como la de hoy (jueves) en Estados Unidos o en cualquier otra gran economía emisora dificultan el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París para un planeta sano y habitable”, dijo el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, en referencia a un acuerdo internacional de 2015 para frenar el calentamiento.

“Pero también debemos recordar que una emergencia de naturaleza tan global como el cambio climático requiere una respuesta global, y las acciones de una sola nación no deben ni pueden hacer que alcancemos nuestros objetivos climáticos”, apuntó.

Los científicos han afirmado que el mundo debe reducir drásticamente sus emisiones en los próximos años para limitar el calentamiento global a 1,5 o 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, el umbral a partir del cual, según ellos, los peores efectos del cambio climático son inevitables.

Biden reconoció en un comunicado que el fallo podía perjudicar la capacidad de Estados Unidos para combatir el cambio climático. Pero añadió: “No cejaré en el uso de mis autoridades legales para proteger la salud pública y hacer frente a la crisis climática”.

“He dado instrucciones a mi equipo legal para que trabaje con el Departamento de Justicia y las agencias afectadas para revisar esta decisión cuidadosamente y encontrar la manera de que podamos, bajo la ley federal, seguir protegiendo a los estadounidenses de la contaminación dañina, incluyendo la contaminación que causa el cambio climático”, dijo Biden.

Yamide Dagnet, directora de justicia climática de Open Society Foundations, y antigua negociadora del clima para el Reino Unido y la UE, dijo que el mundo estará atento.

“Para renovar la confianza en su liderazgo, Estados Unidos tendrá que dar un giro rápido y mantener sus objetivos”, afirmó.