This content is not available in your region

EEUU teme que Rusia se anexione las zonas del Donbás ucraniano que ya tiene bajo su control

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con AP, AFP
euronews_icons_loading
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de espaldas
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de espaldas   -   Derechos de autor  BRENDAN SMIALOWSKI/AFP or licensors

Resistencia ucraniana en respuesta al ataque ruso. La guerra sobre el terreno continúa, con pocas ganancias territoriales para las fuerzas invasoras. Pero en las zonas del Donbás ya tomadas por Rusia, Estados Unidos teme que Moscú pretenda reforzar su control mediante la anexión.

Asegura que las zonas objetivo serían Jersón, Zaporiya y toda la región de Donetsk y Lugansk, donde Rusia parece estar organizando falsos referendos para septiembre. La Casa Blanca dice que esto sólo reforzaría su apoyo a Kiev.

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, explicó: "la anexión por la fuerza sería una flagrante violación de la Carta de la ONU y no permitiremos que quede sin respuesta o impune. Seguiremos proporcionando a Ucrania niveles históricos de asistencia en materia de seguridad. A finales de esta semana, la administración anunciará el próximo paquete presidencial de retirada de armas y equipos para Ucrania. Será el decimosexto paquete de este tipo desde que el presidente asumió el cargo".

El armamento estadounidense de alta tecnología que ha comenzado a llegar es un gran impulso para las fuerzas ucranianas. Según el ministro de Defensa ruso, estas armas están disponibles en el mercado negro y en Oriente Medio. 

Unas informaciones que el presidente de Ucrania considera mera propaganda del Kremlin. "Nuestros socios están plenamente informados sobre el uso que hacemos de las armas que nos han proporcionado. Pero para eliminar cualquier manipulación de los propagandistas rusos y de quienes les ayudan en Ucrania o en cualquier otro lugar, se pondrá en marcha un instrumento de control parlamentario adicional", dijo Volodímir Zelenski.

A medida que la guerra se intensifica, con bombardeos en ambos lados del país, la única certeza es que los civiles están pagando un alto precio en los pueblos y ciudades a lo largo de la línea del frente. Por el momento, no hay una evaluación global del número de muertos en casi seis meses de conflicto.