This content is not available in your region

Decepción en Sri Lanka por el nuevo presidente Wickremesinghe

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con EFE
euronews_icons_loading
Ranil Wickremesinghe
Ranil Wickremesinghe   -   Derechos de autor  Sri Lankan President's Office via AP

Ranil Wickremesinghe, anterior primer ministro, prestó este jueves juramento como presidente de Sri Lanka, después de la dimisión y la salida del país del ex jefe de Estado Gotabaya Rajapaksa. El nuevo presidente se mantendrá en el cargo hasta 2024 tras obtener 134 apoyos de los 225 parlamentarios en una votación secreta este miércoles.

La ciudadanía huye del país

Mientras la tanto, miles de personas hacen cola ante la oficina de inmigración en busca de pasaportes para escapar de la crisis económica del país.

En el país ya no hay comida ni expectativas de futuro
Samantha
Ciudadano de Sri Lanka

Cada día, unas 3.000 personas presentan sus papeles y 15.000 rupias (42 dólares) para obtener los documentos de viaje. La oficina funciona las 24 horas del día, seis días a la semana, para intentar hacer frente a la demanda

Madhishanita, residente en Sri Lanka, explica que la crisis actual hace que sea "imposible" vivir en el país, por lo que sintió la "necesidad de ir al extranjero". "Aquí los precios son muy altos: no hay combustible, ni aceite, ni trabajo", afirma esta mujer de 23 años.

Samantha, cocinero cingalés de 34 años, cuenta: "Hoy he venido aquí a renovar mi pasaporte. Hay muchísima gente y he tenido que esperar entre nueve y diez horas aquí. En el país ya no hay comida ni expectativas de futuro".

Sri Lanka sufre desde hace meses una grave escasez de recursos provocada en parte por el gran endeudamiento y la gestión del anterior gobierno. El nuevo presidente tendrá que hacer frente a esta crisis económica, a pesar de contar con el rechazo de gran parte de la ciudadanía.