This content is not available in your region

La UE quiere garantizarse el suministro de gas de Mozambique mejorando su seguridad

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La UE quiere garantizarse el suministro de gas de Mozambique mejorando su seguridad
La UE quiere garantizarse el suministro de gas de Mozambique mejorando su seguridad   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Francesco Guarascio

JOHANNESBURGO, 16 ago – La Unión Europea está planeando quintuplicar el apoyo financiero a una misión militar africana en Mozambique, según un documento interno del bloque, ya que los ataques de grupos islamistas están amenazando los proyectos de gas destinados a reducir la dependencia de la UE de la energía rusa.

La escasez de energía debida a la guerra de Ucrania ha impulsado los planes de Europa para obtener gas frente a la costa septentrional de Mozambique, donde las empresas petroleras occidentales planean construir una enorme terminal de gas natural licuado (GNL).

El movimiento también se produce en un momento en que Occidente trata de contrarrestar la influencia rusa y china en la nación del sur de África, tres años después de que la empresa militar privada rusa Wagner retirara la mayor parte de sus fuerzas en territorio mozambiqueño tras una serie de derrotas a manos de los militantes islamistas.

Mozambique ha estado lidiando desde 2017 con militantes vinculados al Estado Islámico en su provincia más septentrional de Cabo Delgado, rica en gas, cerca de proyectos de GNL valorados en miles de millones de dólares.

Una misión militar del sur de África y una intervención separada de tropas de Ruanda han logrado contener la propagación de los grupos armados desde su despliegue el año pasado.

Pero “la situación sigue siendo muy volátil y los ataques violentos a menor escala han continuado en varios distritos”, dice el documento de la UE fechado el 10 de agosto.

El documento, elaborado por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el ministerio de Asuntos Exteriores de facto de la UE, recomienda 15 millones de euros (15,3 millones de dólares) de financiación del bloque hasta 2024 para la misión de la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC), un grupo de 16 naciones africanas de las que media docena enviaron tropas a Mozambique.

Se espera que la misión se prorrogue por seis o doce meses en una cumbre de la SADC que se celebrará en Kinsasa a partir del miércoles, según el documento, que añade que el apoyo de la UE a la misión de Ruanda también se propondrá en los próximos meses.

Un portavoz de la UE confirmó que se había propuesto un apoyo financiero adicional a la misión de la SADC, pero se negó a hacer más comentarios, ya que el asunto aún estaba siendo debatido por los Estados miembros del bloque.

La propuesta necesita el respaldo de los 27 Estados integrantes de la UE, cuyos expertos militares tienen previsto celebrar una reunión ordinaria el 25 de agosto.

Un responsable de la SADC también confirmó la solicitud de apoyo de la UE, pero añadió que los países de la SADC seguirían prestando un apoyo financiero clave a la misión.

El gigante petrolero francés Total lidera un consorcio internacional para extraer gas en las costas del norte de Mozambique y licuarlo en una planta de GNL en construcción, desde donde se exportaría a Europa y Asia.

Mozambique tiene las terceras mayores reservas probadas de gas de África, después de Nigeria y Argelia. La UE teme que, sin apoyo a las intervenciones militares, Mozambique pueda volver a perder el control de su agitado norte.

La UE ya se ha comprometido a proporcionar al ejército del país una ayuda financiera adicional de 45 millones de euros (45 millones de dólares), y hasta ahora ha puesto a disposición de la misión de la SADC 2,9 millones de euros de financiación.

A pesar de los retrasos causados por la actividad de los grupos armados, Total sigue planeando comenzar la producción en 2024 a partir de reservas de gas estimadas en billones de pies cúbicos (tcf), más que la cantidad de gas que la UE importa anualmente de Rusia.

La petrolera italiana ENI espera comenzar este año los envíos desde un yacimiento de gas cercano en alta mar, utilizando una terminal flotante de GNL que sólo puede procesar cantidades limitadas de gas.

Otras grandes empresas petroleras, como el gigante estadounidense ExxonMobil, también operan en la región.

La financiación también pretende disuadir a las autoridades locales de volver a pedir ayuda a Rusia o a China.

(1 dólar = 0,9766 euros)