This content is not available in your region

La ONU recuerda la importancia de que los fertilizantes rusos lleguen al mercado

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Antonio Guterres
Antonio Guterres   -   Derechos de autor  Francisco Seco/The Associated Press

27 buques mercantes ya han salido de Ucrania con cereales desde que Moscú y Kiev llegaron a un acuerdo gracias a la mediación de Turquía y la ONU. Han trasladado un total de 656 000 toneladas de productos agrícolas. Naciones Unidas había insistido en que era de vital importancia desbloquear unas 20 millones de toneladas de grano que se habían quedado acumuladas allí para evitar hambrunas en otros países. El secretario General de la ONU ha recordado también la importancia de que los fertilizantes rusos lleguen al mercado en su visita a Turquía.

"Pero no olvidemos que lo que vemos aquí en Estambul y en Odesa es sólo la parte más visible de una situación. La otra parte de este paquete de medidas es el acceso sin trabas a los mercados mundiales de los alimentos y fertilizantes rusos, que no están sujetos a sanciones. Es importante que todos los gobiernos y el sector privado cooperen, permitiéndo que entren en los mercados. Sin fertilizantes en 2022 puede que no haya suficientes alimentos en 2023", ha destacado el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Guterres, que observó durante su visita a Estambul como se llevaba a cabo la inspección de los buques, espera que el trabajo coordinado entre los países también contribuya a que se alcance la paz.

Según informó el Ministerio de Defensa turco, Guterres subió a bordo del Invincible II para presenciar la inspección que lleva a cabo, tal y como manda el acuerdo, un equipo de representantes ucranianos, rusos, turcos y de Naciones Unidas.

En el JCC de Estambul trabajan ahora 71 personas, de las que 14 forman parte de la delegación turca, 22 son de Rusia, 12 de Ucrania y 23 representan a Naciones Unidas, precisó Akar.

Guterres concluye en Estambul una gira que arrancó en Leópolis, ciudad del noroeste de Ucrania a la que llegó el miércoles por la noche y donde se reunió el jueves con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El viernes, el secretario general de Naciones Unidas viajó a Odesa, donde presenció el proceso de carga de un buque con cereales, y finalmente siguió hasta Moldavia, donde participó en una cena con la presidenta moldava, Maia Sandu.