This content is not available in your region

Las motos que no sean eléctricas tendrán que pagar por aparcar en París

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE & AFP
euronews_icons_loading
Un motorista circula con su moto por la ciudad
Un motorista circula con su moto por la ciudad   -   Derechos de autor  Aurelien Morissard/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Los motoristas también pagan en París. El Ayuntamiento de la capital de Francia ha impuesto desde que ha comenzado el mes el pago del aparcamiento para las motos que no sean eléctricas.

El objetivo según las autoridades municipales es limitar el ruido y la contaminación.

Estarán excluidos los sanitarios o cuidadores a domicilio que utilicen su vehículo para trabajar. La tarifa es la mitad que la de los coches. 

En los once distritos del centro, el precio es de 3 euros por hora y de dos euros en el resto de la capital. Las multas pueden subir hasta 37,50 euros por seis horas de infracción. Las tarifas son la mitad de las que se aplican a los coches.

El horario de pago es de lunes a sábado de las 9 de la mañana a las 8 de la tarde.

Los habitantes de París pueden evitar esos pagos y beneficiarse del estacionamiento residencial mediante un abono de 22,5 euros anuales (o 45 para tres años) a lo que se añaden 0,75 euros al día.

Otra alternativa es suscribir un abono de entre 70 y 90 euros mensuales en los 67 aparcamientos subterráneos con los que el Ayuntamiento ha llegado a acuerdos.

París tiene en la vía pública 42.000 plazas de aparcamientos para motos, que tienen prohibido estacionar en las aceras o en los espacios reservados a las bicicletas