EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

París usa el río Sena para refrigerar sus lugares más emblemáticos

El río Sena a su paso por París.
El río Sena a su paso por París. Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Roberto Ferrer
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

89 kilómetros de tuberías subterráneas enfrían los lugares más emblemáticos de la Ciudad de las Luces, como el Louvre, el Museo Quai Branly, e incluso ayuda a bajar la temperatura en la Asamblea Nacional.

PUBLICIDAD

La Mona Lisa se mantiene imperturbable mientras París se asa bajo el sol del verano. El sistema que lo hace posible es poco conocido, pero discurre bajo la capital francesa y es el mayor sistema de refrigeración urbana de Europa. 89 kilómetros de tuberías subterráneas enfrían los lugares más emblemáticos de la Ciudad de las Luces, como el Louvre, el Museo Quai Branly, e incluso ayuda a bajar la temperatura en la Asamblea Nacional.

El sistema es gestionado por la empresa Fraicheur de Paris, y funciona inyectando agua fría del río Sena en el aire para reducir la temperatura. En invierno, la red utiliza el agua del río para enfriar sus sistemas. La empresa destaca la sostenibilidad de esta solución.

"Si todos los edificios se equipan con instalaciones autónomas, se creará progresivamente un efecto de 'isla de calor' urbano muy importante, por lo que se contribuirá al calentamiento de la ciudad. Con el desarrollo de la red de refrigeración urbana, nos hemos dado cuenta de que si seguimos ampliándola, alcanzaremos un grado menos que con la proliferación de instalaciones autónomas. Y un grado menos en el centro de la ciudad es mucho", explica Maggie Schelfhaut, portavoz de la empresa.

Los responsables del Louvre, que se benefician de esta red desde los años 90, también destacan sus ventajas ecológicas y económicas: "Nos permite beneficiarnos de una energía con menor huella de carbono disponible durante todo el año", dice Laurent Le Guedart, director de Patrimonio del museo.

El Ayuntamiento ha firmado un contrato para triplicar el tamaño de esta red de aquí a 2042, hasta 252 kilómetros, y convertirla en la mayor del mundo. Así, el consistorio quiere extenderla a hospitales, escuelas y estaciones de metro para mitigar los efectos del calentamiento global en la población parisina.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cientos de motociclistas protestan en París contra el pago por aparcar impuesto por el Ayuntamiento

Las motos que no sean eléctricas tendrán que pagar por aparcar en París

Ola de calor en Europa: 510 personas habrían muerto en España. Reino Unido y Francia en alerta roja