La francesa TotalEnergies expande su negocio de gas natural licuado en Catar

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
Imagen de archivo de TotalEnergies
Imagen de archivo de TotalEnergies   -   Derechos de autor  Jan Woitas/(c) Copyright 2022, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten

La francesa TotalEnergies firma una nueva inversión de 1.500 millones de dólares en la producción de gas natural licuado en Catar. 

El gigante energético francés señala que con ese 9,3 % que ahora le corresponde se convierte en el principal socio internacional del NFS (North Field South), proyecto controlado por la estatal QatarEnergy en un 75%. 

Las autoridades cataríes habían decidido conceder a las multinacionales extranjeras en total un 25 %.

Previamente, TotalEnergies había logrado el 6,25 % en North Field East (NFE), que por su parte tiene una capacidad de producción de 32 millones de toneladas anuales.

En total, esos dos yacimientos marinos forman parte de un conjunto (que representa 48 millones de toneladas anuales) que permitirá incrementar las exportaciones de Catar a 126 millones de toneladas anuales de aquí a 2028.

Con NFS, se desarrollará la parte sur con cinco plataformas, 50 pozos y gasoductos conectados con una unidad de tratamiento en tierra. Implicará, además, dos trenes de licuado de 8 millones de toneladas al año.

El grupo francés se esforzó en subrayar que en ese yacimiento se aplicarán "los estándares más elevados para reducir la intensidad de las emisiones de efecto invernadero".

En la práctica, el dióxido de carbono "nativo" será captado y almacenado en el subsuelo. La planta de tratamiento estará alimentada por la red eléctrica de Catar que le suministrará "una parte creciente de electricidad renovable", a partir de centrales solares en las que la propia TotalEnergies está implicada.

La empresa francesa, que ya es uno de los gigantes mundiales del GNL con una cartera de cerca de 50 millones de toneladas anuales en el horizonte de 2025, se ha marcado el objetivo de aumentar el peso relativo del gas en su negocio, lo que significa mecánicamente disminuir la del petróleo.

En concreto, su ambición es que el gas natural represente el 50 % de sus ventas de aquí a 2030.