Ucrania anuncia 500 bajas rusas en Jersón desde el 31 de diciembre, entre muertos y heridos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Escombros del edificio derribado en Makíivka por las fuerzas ucranianas
Escombros del edificio derribado en Makíivka por las fuerzas ucranianas   -  Derechos de autor  AP/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

Las imágenes, ya a la luz del día, del edificio atacado por los misiles de las fuerzas ucranianas en Makíivka, Donetsk, hablan por sí solas. La efectividad de los disparos es evidente, aunque los datos siguen bailando sensiblemente. 

Y es que si bien desde el Kremlin confirman la muerte de 63 de sus soldados, las fuentes ucranianas insisten en que el número de víctimas rusas alcanza las 400. Sea cual sea la cifra exacta, lo cierto es que se trata de uno de los ataques más devastadores de Kiev contra Moscú en lo que va de guerra. La magnitud de la destrucción podría responder al hecho de que, según los informes, el edificio era también un almacén de municiones.

Lo sucedido en Makíivka se une a lo que viene sucediendo en Jersón, al sur, donde, según datos ucranianos, Rusia habría perdido a otros 500 soldados —entre muertos y heridos — solo en los últimos cuatro días. Así lo anunciaba al menos el portavoz del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania,Andrii Kovalev.

"El enemigo sigue sufriendo pérdidas", informaba Kovalev. "El 31 de diciembre, las unidades de las Fuerzas de Defensa confirmaron los daños causados por el fuego en los efectivos y el equipo militar del enemigo en la zona del asentamiento de Chulakivka, en la región de Jersón. Las pérdidas del enemigo ascendieron a unos 500 soldados heridos y muertos".

Casi 7000 civiles muertos

Si bien estos datos no han sido verificados de forma independiente, lo cierto es que los combates siguen siendo intensos e incesantes en algunas zonas del frente, como por ejemplo en Bajmut. Se cree no obstante que ninguno de los dos bandos ha logrado avances significativos. Y la guerra se acerca rápidamente al año de duración.

A lo largo de dicho año, y según informaba este mismo martes la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 6919 civiles han muerto y 11.075 han sido heridos en Ucrania. La ONU recuerda igualmente que estas cifras son probablemente "mucho más altas", especialmente en aquellas regiones en las que los combates son más intensos y la labor de los observadores es mucho más difícil.

Solo en el mes de diciembre, informa igualmente la ONU, habrían tenido lugar 188 muertes y 613 heridos en Ucrania, lo que se traduce en un incremento del 15,4 por ciento respecto al anterior registro mensual.