Civiles ucranianos forman un "batallón de voluntarios" para reconstruir casas dañadas por la guerra

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con EBU
El trabajo lo lleva a cabo un grupo que se autodenomina batallón de voluntarios.
El trabajo lo lleva a cabo un grupo que se autodenomina batallón de voluntarios.   -   Derechos de autor  Fotograma EBU

Los civiles ucranianos no sólo se ofrecen voluntarios para defender su país, sino también para reconstruirlo. Estos trabajadores de un pueblo de Zaporiyia emplean su tiempo libre en reparar una casa gravemente dañada por los bombardeos rusos.

Algunos no tienen experiencia en construcción y tienen que aprender sobre la marcha. Pero sus esfuerzos son muy apreciados.

"Quitaron la teja por completo, luego el consejo del pueblo trajo tablas, raíles. Están reparando las vigas allí, y ahora lo están cubriendo, el consejo dio una lona, y los chicos lo están cubriendo", explica Liudmyla Kaptolova, propietaria de una casa dañada. 

El trabajo lo lleva a cabo un grupo que se autodenomina batallón de voluntarios. Andrii Razin, jefe del dicho batallón "Dobrobat", dice que el grupo busca manos amigas para los necesitados. 

"Tenemos un canal de telegram, una página web a la que pueden unirse las personas que quieran participar en la reconstrucción. Las personas que necesitan ayuda describen la naturaleza de la destrucción, y nosotros ya decidimos cómo podemos ayudar y ponernos en contacto con ellas".

Pero el frente de la reconstrucción es tan amplio como la destrucción causada por las tropas rusas. Este edificio de Járkov acaba de ser reconstruido para alegría de sus ocupantes, que temían tener que pasar el invierno lejos de casa.

"Se instalaron tuberías de calefacción, de gas, de alcantarillado... todo nuevo, aquí antes no había nada", cuenta Valentyna Popovichuk, residente del edificio reconstruido

Imágenes como éstas aportan un rayo de esperanza a la sufrida población ucraniana, aunque todo el mundo es consciente de que el grado de destrucción es tal que se tardarán años en reparar todo lo que ha quedado destruido en el país.