Estados Unidos | Cientos de migrantes latinoamericanos protestan contra las medidas de Biden

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
Migrantes latinoamericanos protestando en las calles de El Paso contra las medidas migratorias del presidente estadounidense Joe Biden.
Migrantes latinoamericanos protestando en las calles de El Paso contra las medidas migratorias del presidente estadounidense Joe Biden.   -   Derechos de autor  Andres Leighton/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.

Cerca de 300 migrantes latinoamericanos salen a las calles de El Paso, en el estado de Texas, Estados Unidos, para protestar contra el nuevo paquete de medidas migratorias del presidente estadounidense Joe Biden.

Hace unos días, el mandatario anunció que los ciudadanos cubanos, nicaragüenses y haitianos que intenten cruzar ilegalmente la frontera sur con México, serán expulsados en caliente y no podrán entrar en EE.UU. durante cinco años. Estos migrantes se suman a la comunidad de venezolanos, que ya fueron concernidos por restricciones el pasado mes de octubre

Las nuevas medidas han constituído lo que la prensa considera un giro dramático en la política migratoria estadounidense puesto que expande el uso del Título 42, activado en marzo del 2020, por el Gobierno del entonces presidente Donald Trump, como una de las medidas para combatir la pandemia del coronavirus. 

El Título 42 permite expulsar forzosamente a los solicitantes de asilo en la frontera con México, con el  argumento de prevenir la propagación del COVID-19. 

Desde marzo de 2020, esta regla se ha mantenido vigente, expulsando a más de 2.5 millones de migrantes y ocasionando que centenares de adultos, ancianos y niños durmiesen en las calles en polémicas condiciones humanas.

El pasado mes de diciembre, la Corte Suprema de Estados Unidos acordó mantenerla en funcionamiento indefinidamente hasta que se tome una decisión. 

La movilización en El Paso se produce horas antes de la primera visita de Biden a El Paso, desde donde viajará a Ciudad de México para reunirse con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador. 

Las oenegés que trabajan en las localidades fronterizas entre los dos países afirman que las agencias de inmigración ya han empezado a aumentar las deportaciones a México y advierten del creciente nivel de tensión y confusión.