Más de 35 000 fallecidos en los terremotos de Turquía y Siria

Un hombre de pie sobre los escombros de su casa destruida durante los terremotos de Antioquía, sureste de Turquía, domingo, 12 de febrero 2023
Un hombre de pie sobre los escombros de su casa destruida durante los terremotos de Antioquía, sureste de Turquía, domingo, 12 de febrero 2023 Derechos de autor Bernat Armangue/Copyright 2023 The AP.
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Mientras que las cifras de muertos siguen aumentando, las fuerzas de seguridad turcas han detenido a al menos una docena de personas, entre ellos constructores, arquitectos y aparejadores, relacionados con algunas de las decenas de miles de edificios destruidos o gravemente dañados en los sismos.

PUBLICIDAD

Otra noche gélida de polvo, ruido y de esperanzas cada vez menores de encontrar más supervivientes.

En la ciudad turca de Kahramanmaras, un equipo de televisión ayuda con una cámara térmica para buscar alguna señal de vida entre los escombros.

Pero con demasiada frecuencia lo que se encuentra ahora son cadáveres. Hay unos 33.500 fallecidos y se espera que la cifra siga subiendo.

Las grúas y excavadoras avanzan a gran velocidad, señal de que los buscadores creen que no queda nadie con vida bajo la montaña de escombros.

Lo mismo ocurre en la ciudad de Hatay, que quedó casi completamente devastada por los terremotos de la semana pasada.

"Después del terremoto, en los tres primeros días, oímos voces que provenían de los escombros, pero ahora no oímos nada. No hay nadie vivo", destaca una superviviente.

En Siria escasean los recursos. Los responsables de las operaciones de rescate de la ONU afirman que "están fallando a la población del noroeste del país, golpeada por el terremoto, y que con razón se siente abandonada".

La ayuda está siendo obstaculizada debido a los problemas de autorización existentes entre el Gobierno sirio y los territorios en poder de los rebeldes. Es un problema que se remonta a más de una década de guerra civil.

 Alaa Moubarak, jefe de protección civil de Jableh, ha indicado: "No hemos recibido ningún equipo nuevo de protección civil en los últimos 12 o 13 años, ni siquiera linternas. No tenemos nada, si tuviéramos material podríamos haber rescatado a cientos de víctimas o incluso más."

El poderoso movimiento chií libanés Hezbulá ha enviado un convoy de 23 camiones con alimentos y ayuda médica a Latakia, una provincia fiel al presidente sirio Bashar al-Assad.

Mientras que las cifras de muertos siguen aumentando, las fuerzas de seguridad turcas han detenido a al menos una docena de personas, entre ellos constructores, arquitectos y aparejadores, relacionados con algunas de las decenas de miles de edificios destruidos o gravemente dañados en los sismos de magnitud 7,7 y 7,6 del lunes.

Estas detenciones son los primeros pasos del Estado para depurar responsabilidades en un momento en el que arrecian las críticas por la baja calidad de las viviendas, algo que no pocos achacan a la corrupción y a los escasos controles.

Además, la Fiscalía turca emitió más de 100 órdenes de detención contra personas sospechosas de negligencia en la edificación de edificios y ha creado una unidad especializada en investigar lo sucedido.

El vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay, dijo a primera hora del domingo que las autoridades habían identificado hasta ahora a 131 personas sospechosas de ser responsables del derrumbe de algunos de los miles de edificios caídos.

"Haremos un seguimiento meticuloso de esto hasta que concluya el proceso judicial necesario, especialmente para los edificios que sufrieron graves daños y causaron muertos y heridos", dijo Oktay.

Los líderes de la oposición han acusado durante mucho tiempo al gobierno de Recep Tayyip Erdogan de no hacer cumplir las normas de construcción.

Con unas elecciones presidenciales en mayo, la gestión del desastre y las explicaciones sobre lo sucedido pueden determinar la suerte de Erdogan en las urnas.

Aunque Turquía cuenta con una normativa sobre resistencia sísmica en la construcción, rara vez se aplica, incluso en las viviendas más recientes y que deberían haber soportado mejor los temblores.

PUBLICIDAD

Además, bajo los gobierno de Erdogan se aplicaron varias amnistías a los edificios que habían incumplido la normativa -incluida la resistencia sísmica- y se legalizó su situación a cambio de una multa económica.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Sirios vuelven a su país en guerra tras unos terremotos que han destrozado sus oportunidades

Cavan fosas para los más de 30 000 muertos que han dejado los terremotos de Turquía y Siria

Los terremotos en Turquía y Siria superan los 25 000 muertos y la ONU espera que se doble esa cifra