EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

Xi Jinping visita Rusia y se presenta como mediador para Ucrania pese a la desconfianza de Occidente

Xi Jinping y Vladímir Putin
Xi Jinping y Vladímir Putin Derechos de autor Alexander Zemlianichenko/AP
Derechos de autor Alexander Zemlianichenko/AP
Por EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La invasión de Ucrania será uno de los temas principales en la reunión entre el presidente chino y Vladímir Putin

PUBLICIDAD

El presidente chino, Xi Jinping, llega este lunes a Rusia, en su primera visita al exterior desde su reelección para un histórico tercer mandato al frente del gigante asiático, con el fin de reunirse con uno de sus principales aliados, el jefe del Kremlin, Vladímir Putin.

Putin y Xi hablarán, entre otras cosas, sobre las tensiones con Occidente, especialmente con Estados Unidos, y el conflicto en Ucrania, en el que Pekín parece dispuesto a interceder, ya que tradicionalmente también ha mantenido unas buenas relaciones con Kiev.

"Quieren afirmar la asociación estratégica con la Federación Rusa para demostrar que los intentos de Estados Unidos de dividir la relación y hacerla costosa para China no funcionarán. Quieren demostrar al mundo en desarrollo que pueden desempeñar un papel constructivo. Quieren evitar costes económicos y de reputación en Europa", explica a Euronews el profesor y analista político Joseph Torigian.

La iniciativa de paz que China presentó hace unas semanas no ha satisfecho a ninguno de los dos bandos y tampoco a Occidente, pero ha colocado a Xi en un rol de mediador, papel que también jugó exitosamente entre dos países aparentemente irreconciliables como Arabia Saudí e Irán.

El líder chino llega a Moscú al día siguiente de que Putin visitara por primera vez Ucrania -concretamente el puerto de Mariúpol (mar de Azov), región de Donetsk- desde el inicio de la llamada por Rusia operación militar especial en febrero de 2022.

La reunión abierta al público tendrá lugar el martes en el Kremlin, ceremonia en la que ambos mandatarios abordarán asuntos de la agenda bilateral e internacional y firmarán varios acuerdos importantes, tras lo que ofrecerán una rueda de prensa.

Con todo, según admitió el Kremlin, lo que realmente interesa a Moscú es el almuerzo informal que Putin y Xi celebrarán hoy, lunes, y en el que podrán hablar "cara a cara" de lo que consideren conveniente sin presión mediática alguna.

“Prestamos especial atención a esa conversación cerrada (al público) e informal. Durante la misma se discutirán los temas más clave y sensibles”, precisó Yuri Ushakov, asesor del Kremlin para asuntos internacionales.

Ushakov destacó que Moscú aprecia la postura moderada de Pekín con respecto a la campaña militar rusa en Ucrania, con cuyo líder, Volodímir Zelenski, Xi tiene intención de conversar por videoconferencia tras su visita a Rusia.

Los ministros de Exteriores y Defensa rusos y chinos participarán en las negociaciones, ya que la cooperación militar también será uno de los temas a tratar en la agenda entre dos países que describen como estratégica su relación política y económica.

No en vano Moscú y Pekin colaboran en todas las organizaciones internacionales y sus intercambios comerciales se acercan ya a los 200.000 millones de dólares.

La reunión entre los líderes ruso y chino tiene lugar después de que la Corte Penal Internacional (CPI) emitiera el pasado viernes una orden de arresto contra Putin por la deportación ilegal de menores de edad del territorio ocupado por las tropas rusas en Ucrania, lo que la corte considera un crimen de guerra.

El Kremlin replicó que dicha orden es “nula desde el punto de vista jurídico”, ya que Rusia no reconoce la jurisdicción de la CPI.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Vladímir Putin y Xi Jinping se comprometen a reforzar sus lazos económicos y militares

Putin reemplaza a Shoigú como ministro de Defensa y lo nombra secretario del Consejo de Seguridad

Putin vuelve a confiar en Mishustin como primer ministro de Rusia