Grecia | La inflación golpea la Semana Santa ortodoxa

Mercado central de Varvakeios, Atenas, Grecia.
Mercado central de Varvakeios, Atenas, Grecia. Derechos de autor Euronews.
Por Apostolos Staikos
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La mayoría de los consumidores en Atenas piensa que los precios de la carne son razonables. El problema es que la mayoría tiene menos dinero para gastar.

PUBLICIDAD

Los griegos así como los demás cristianos ortodoxos celebran la Pascua. Parte de la tradición es el asado del cordero en el Domingo de Resurrección. En el mercado central de Atenas, los consumidores tratan de encontrar las mejores ofertas.

Pero la inflación ha trastocado los ingresos de los ciudadanos, que luchan por llegar a fin de mes.

"En los últimos diez días, los ciudadanos han estado comprando carne para Semana Santa, sobre todo de cordero y cabrito. Un kilo de carne cuesta entre nueve y diez euros. Como saben, la inflación ha aumentado y nos hemos esforzado por mantener los precios al nivel del año pasado", cuenta Andreas Niotis, carnicero del mercado Varvakeios.

La mayoría de los consumidores piensa que los precios de la carne son razonables. El problema es que la mayoría tiene menos dinero para gastar.

"Los precios son muy buenos. He encontrado cabrito y cordero por 8 euros. El año pasado eran más caros, así que creo que los precios son buenos", cuenta un consumidor. 

"Los precios son más o menos los mismos que el año pasado. Sin embargo, los ciudadanos no tienen dinero, ese es el problema. La gente no puede pagar sus facturas", agrega otra clienta. 

En Grecia, además de carne, la gente compra velas de Pascua, huevos de chocolate y regalos para los niños. Este año, los comerciantes esperan grandes ingresos.

"Ha sido una maravilla, estamos muy contentos. Hay mucho movimiento, la gente sale a comprar. La mayoría compra juguetes y velas de Pascua", señala Aggelos Metaxas, encargado de una juguetería de la capital. 

Filina Chatzigeorgali, que estudia periodismo, es la madrina de un niño. Esta estudiante de 24 años quiere comprar un regalo, pero teme que su presupuesto no le permita conseguir lo que desea.

"Vine a comprar un cirio pascual para mi ahijado. Se puede encontrar algo asequible, pero no suele ser lo que el niño quiere. Es difícil satisfacer los deseos del niño y al mismo tiempo no pagar mucho dinero", dice Chatzigeorgali.

Los consumidores visitan mercados y tiendas abiertas, comparan precios y buscan las mejores ofertas. Muchos esperan a hacer sus compras en el último momento, con la esperanza de encontrar precios aún mejores en alimentos, juguetes y regalos de Pascua.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Grecia | Dos años de reducción de deuda y aumento de inversiones

¿Un "descenso suave" de la inflación europea?

El padre de un niño asesino en un instituto de Michigan, culpable de homicidio involuntario