EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Una superviviente del levantamiento del gueto de Varsovia recuerda la lucha de horror y honor

 Kirystyna Budnicka en un momento del reportaje.
Kirystyna Budnicka en un momento del reportaje. Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Magdalena Chodownik
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Este año se cumplirán ochenta años del levantamiento del gueto de Varsovia. Un acto de resistencia condenado al fracaso en nombre del honor. Kirystyna Budnicka cuenta cómo sobrevivió. Una exposición en el Museo Polin muestra fotos inéditas sacadas desde el interior.

PUBLICIDAD

En 2023 se cumplirán ochenta años del levantamiento del gueto de Varsovia. Kirystyna Budnicka es la única superviviente de este episodio que vive en Polonia. Salvó su vida escondiéndose durante ocho meses en un búnker casero y en las canalizaciones de la ciudad.

Sobrevivir a la represión nazi y al hambre

"Había una conciencia total sobre el horror de la guerra, la desaparición de gente, las deportaciones, la hambruna, la enfermedad. Se empezó escondiendo objetos y se acabó escondiendo a personas. En 1943 se creó un búnker, una especie de trinchera y (cuando los nazis incendiaron el gueto) el suelo se puso muy caliente, hasta el punto de enrojecer, me sentí como en un horno de pan. Escapábamos a los canales. En el canal se estaba más fresco. Hasta que las paredes se enfriaron, fue terrible. Después nos agarró el hambre, tuvimos que huir porque ya no teníamos qué comer, porque se noshabían quemado las provisiones".

Aquella rebelión de la comunidad judía contra la crueldad nazi fue una lucha de honor condenada al fracaso. El gueto fue incendiado y arrasado. Murieron miles de personas.

"No había ninguna posibilidad de victoria, porque contra los tanques iba un grupo de chicos y chicas con puños, de modo que si iban a morir, morirían con honor. Mis seis hermanos, desaparecidos; mis padres, desaparecidos. No hay nadie. Estoy sola".

Unas fotografías únicas

Con motivo de este aniversario, el Museo Polin ha preparado una exposición única con fotografías recientemente encontradsa, de Rudolf Damec y el bombero polaco Zbigniew Grzywaczewski.

Tuit del Museo Polin sobre la inauguración de su exposición sobre el destino de los habitantes del gueto de Varsovia.

"Este es un negativo, un negativo de película, el único que existe en el mundo del levantamiento del gueto de Varsovia, desde el interior del gueto", comenta la responsable de prensa del museo Marta Dziewulska. "Así que el ángulo de visión de esas personas y de lo que estaba sucediendo dentro del gueto era absolutamente diferente. Nos encontramos ante una situación única cuando un bombero polaco, escondido y arriesgando su vida, toma fotografías de la masacre, de la tragedia del levantamiento del gueto de Varsovia.

"Para que nadie se sienta ajeno, inferior, innecesario, un extraño. Para que todos se sientan como en casa. Y para que todos sean respetados", dice Krystyna Budnicka.

"Aquí estaba el gueto judío. Ahora es un barrio popular lleno de cafés.Pero el recuerdo de los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial no se borra gracias a voces como la de Krystyna Budnicka, que volverán a resonar en todo el mundo. Y de nuevo se clamará 'nunda más'", comenta la reportera de Euronews Magdalena Chodownik.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Israel celebra el Día de la Conmemoración del Holocausto con un llamamiento a la unidad nacional

La "Marcha por la Vida" en conmemoración de las víctimas húngaras del Holocausto

Supervivientes del Holocausto alzan la voz para no que su historia no caiga en el olvido