Israel | Ultranacionalistas marchan para conmemorar la toma de Jerusalén Este en un día tenso

Marcha de ultranacionalistas israelíes por Jerusalén Este
Marcha de ultranacionalistas israelíes por Jerusalén Este Derechos de autor Ohad Zwigenberg/Copyright 2023 The AP All rights reserved
Derechos de autor Ohad Zwigenberg/Copyright 2023 The AP All rights reserved
Por euronews con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Como en años previos, parte de los asistentes desfilaron en tono agresivo, incitador y apelando a consignas racistas y antiárabes, y se registraron también algunas agresiones contra vecinos palestinos y periodistas, todo ello en medio de un fuerte dispositivo policial de más de 3 000 agentes

PUBLICIDAD

Los cánticos de "muerte a los árabes" o "quemaremos vuestras aldeas" se escucharon hoy otra vez mientras ultranacionalistas israelíes celebraban el Día de Jerusalén por su Ciudad Vieja. Sus callejuelas quedaron casi vacías de palestinos, que clausuraron comercios y se encerraron en casa por miedo a agresiones. Todo, en medio de la alta tensión regional con Gaza.

Como cada año, decenas de miles de personas -en general judíos nacionalistas, colonos y cercanos a la corriente del judaísmo religioso- marcharon por la Ciudad Santa para celebrar la toma israelí de su parte oriental en la Guerra de los Seis Días de 1967, que para ellos significó la "reunificación" de la urbe.

En cambio, para los palestinos fue la imposición de la ocupación, y la marcha es una expresión simbólica agresiva de dominio israelí que cada año trae controversia y condenas de todas sus facciones.

"Este día, agradecemos primero de todo a dios que nos devolviera Jerusalén, y espero que lo podamos seguir celebrando por muchos años más con todos los israelíes y judíos de todo el mundo", dijo uno de los participantes en la marcha, que salió desde la zona Oeste de la ciudad y se encaminó hacia la Ciudad Vieja, con destino final al Muro de las Lamentaciones -lugar de culto judío más sagrado-.

AGRESIONES A PALESTINOS Y PERIODISTAS

Como en años previos, parte de los asistentes desfilaron en tono agresivo, incitador y apelando a consignas racistas y antiárabes, y se registraron también algunas agresiones contra vecinos palestinos y periodistas, todo ello en medio de un fuerte dispositivo policial de más de 3000 agentes. Diputados y ministros de la coalición de Gobierno israelí como los ultraderechistas Bezalel Smotrich o Itamar Ben Gvir asistieron también a una marcha a la que dan apoyo abierto.

Ohad Zwigenberg/Copyright 2023 The AP All rights reserved
Un policía israelí echa a un joven palestino del barrio árabe de Jerusalén donde se desarrollaba la marcha ultranacionalista judíaOhad Zwigenberg/Copyright 2023 The AP All rights reserved

Más allá de agresiones a palestinos -se difundieron imágenes de chicos reducidos al suelo que recibían golpes y patadas de jóvenes ultranacionalistas israelíes-, también se tiraron botellas, piedras y objetos de madera a reporteros y fotoperiodistas -tanto árabes como extranjeros-. Esto causó heridas leves a varios de ellos y la Policía arrestó a dos israelíes sospechosos de la agresión.

En esta ocasión, el evento se llevó a cabo en un contexto de alta alerta y ante la atenta mirada del movimiento islamista Hamás, Yihad Islámica Palestina (YIP) y las milicias de Gaza, que amenazaron con actuar si los israelíes cruzaban "la línea roja" en la Ciudad Santa.

TENSIÓN REGIONAL

Todo ello sucede tras meses de repunte de tensión en el conflicto-israelí: 2023 e el año más mortífero desde la Segunda Intifada, y hasta ahora han muerto unos 150 palestinos y 21 personas en Israel.

Este pico de violencia regional culminó la semana pasada con cinco de días de duro intercambio de fuego entre Israel y Yihad Islámica. La escalada se saldó con 35 fallecidos y una frágil tregua que algunos temían que se pudiera romper hoy con la marcha de Jerusalén.

De hecho, entre las condiciones que Yihad Islámica intentó imponer para un alto el fuego estaba la anulación de la marcha, mientras que hace dos años, este mismo evento fue el detonante que hizo que Hamás lanzara cohetes hacia Jerusalén y estallara una dura escalada bélica con Gaza de 11 días. Ante ello, Israel preparó hoy sus baterías antiaéreas, aunque hasta ahora no hubo disparos desde la Franja.

MALESTAR PALESTINO

El malestar por la Marcha de las Banderas se hizo sentir no solo con la condena de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que hoy la tachó de "provocación", sino que se tradujo en movilizaciones palestinas en Cisjordania o en la valla de separación con Gaza.

En la Franja, cientos de palestinos mostraron su rechazo a la marcha y se enfrentaron a tropas israelíes apostadas en la valla, que lanzaron gases lacrimógenos y dispararon contra los congregados. Cinco personas resultaron heridas, tres de ellas por munición real.

MARCHA HISTÓRICA

El Día de Jerusalén se empezó a celebrar en 1969, cuando miembros de ideología nacionalista y mesiánica vinculados a la escuela de estudio judío del difunto rabino Abraham Isaac Kook recorrieron espontáneamente la ruta que hicieron las tropas israelíes en 1967 cuando tomaron la Ciudad Vieja y el resto de Jerusalén Oriental.

La marcha ha estado asociada desde entonces al sionismo religioso, pero progresivamente fue popularizándose en otros sectores, y hoy es reconocida como un evento oficial por las propias instituciones.

PUBLICIDAD

La toma de Jerusalén Este hace 56 años tiene gran peso simbólico en el imaginario nacional de Israel, ya que le dio control sobre la Explanada de las Mezquitas -tercer lugar más sagrado para el islam y primero para el judaísmo- y el Muro de las Lamentaciones.

En cambio, para los palestinos fue un revés, y desde hace décadas reivindican esta parte de la urbe como capital de su futuro Estado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EURONEWS HOY | Las noticias del miércoles 17 de abril de 2024

Un eje árabe-israelí contra la República Islámica de Irán es ya una realidad

Israel bombardea el campamento de refugiados de Jabaliya y causa varios muertos