EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Iga Swiatek conquista su tercera copa de Roland Garros

Iga Swiatek
Iga Swiatek Derechos de autor Jean-Francois Badias/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Jean-Francois Badias/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Euronews en español con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Iga Swiatek ha logrado poner la tierra a sus pies. La polaca, ganadora de su tercer Roland Garros, su cuarto Grand Slam, afianza así su condición de mejor tenista del momento, con un juego muy completo que da sus mejores frutos sobre la arcilla.

PUBLICIDAD

La polaca Iga Swiatek, número 1 del mundo, ha conquistado su tercer Roland Garros, el segundo consecutivo, tras derrotar a la checa Karolina Muchova, por 6-2, 5-7 y 6-4. Es el cuarto Grand Slam en el que triunfa. 

Con 22 años se convierte en la tenista más joven que acumula las tres copas desde Monica Seles. Además se convierte en la más joven ganadora de cuatro grandes desde Serena Williams. 

Cuando pisa la tierra batida, Swiatek se convierte en una guerrera capaz de combinar una gran fortaleza física con una enorme inteligencia táctica.

Así conquistó su primer Grand Slam en París, como su admirado Nadal, con 17 años cuando lo empezó y 18 cuando lo culminó, ya que cumple el 31 de mayo, en pleno torneo, tres días antes que el mallorquín.

El combate contra la presión dio cuenta de ella al año siguiente, cuando llegaba como gran favorita, tras haber ganado en Roma, pero se estrelló, con estrépito, en cuartos de final frente a la griega Maria Sakkari.

Lección aprendida al tercer intento, cuando aterrizó en París con una racha de victorias de récord (que finalmente detuvo en 37 cuando cayó en Wimbledon) para alzar su segundo trofeo sin temblar.

Tras conquistar en Estados Unidos su tercer Grand Slam, cayó en octavos contra la kazaja Elena Rybakina en el Abierto de Australia y llegó a Roland Garros con dudas, pero el contacto con la tierra batida de París reactivó su ambición.

Swiatek ha aprendido a convivir con la presión, lo que le convierte en una máquina de ganar.

Hija de un palista que disputo la final de remo en los Juegos Olímpicos de 1988, se dedicó al tenis con la ambición de ganar a su hermana, que fue la pionera de la familia con una raqueta en las manos.

Fanática de la navegación, fue junto con la excapitana Daria Abramowicz, convertida en psicóloga del deporte, con quien consiguió dominar sus nervios.

Muy discreta en lo referente a su vida privada, poco presente en las redes sociales para una jugadora de su edad, Swiatek ha roto su silencio para referirse a asuntos de la esfera internacional, como la guerra en Ucrania.

Tras criticar que las instancias del tenis se mostraran algo frías sobre el asunto, un lazo con los colores de ucrania adorna la gorra con la que salta a la pista en un mensaje claro de la líder del tenis mundial. 

Este domingo se jugará la final de Roland Garros masculina en la que el tenista serbio Novak Djokovic se medirá con el noruego Casper Ruud.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La tenista ucraniana Svitolina se niega a dar la mano a la bielorrusa Sabalenka en Roland Garros

Carlos Alcaraz vuelve a cima mundial del tenis

Novak Djokovic no podrá disputar dos torneos de tenis en Estados Unidos por no estar vacunado