EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Una enfermera británica es condenada a cadena perpetua por el asesinato de siete bebés

Letby no asistió a la audiencia para escuchar la ira y la angustia de los padres de los niños cuyas vidas tomó o de los que hirió.
Letby no asistió a la audiencia para escuchar la ira y la angustia de los padres de los niños cuyas vidas tomó o de los que hirió. Derechos de autor Elizabeth Cook/AP
Derechos de autor Elizabeth Cook/AP
Por Amaranta Zermeno Jimenez con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La enfermera dañó a los bebés de maneras difíciles de detectar, y convenció a sus colegas de que sus colapsos y muertes eran normales, según los fiscales.

PUBLICIDAD

Después de 22 días de deliberación del jurado, un juez británico ha condenado a Lucy Letby a pasar el resto de su vida en prisión por asesinar a siete bebés e intentar matar a otros seis mientras trabajaba como enfermera neonatal en un hospital en el norte de Inglaterra. La sentencia más severa posible bajo la ley británica.

"Durante el curso de este juicio, usted ha negado fríamente cualquier responsabilidad por su mala conducta y ha tratado de atribuir alguna falta a otros. No tiene remordimiento. No hay factores atenuantes. En su totalidad, los delitos de asesinato e intento de asesinato fueron de gravedad excepcionalmente alta y el castigo justo, según la ley, requiere todo un orden de la vida", declaró el juez James Goss.

Letby no asistió a la audiencia para escuchar la ira y la angustia de los padres de los niños cuyas vidas tomó o de los que hirió.

Las víctimas, incluidos dos trillizos, fueron asesinadas en la unidad neonatal del Hospital Condesa de Chester, en el noroeste de Inglaterra, entre junio de 2015 y junio de 2016. Durante un año, Letby aprovechó las vulnerabilidades de los recién nacidos enfermos y sus padres ansiosos.

La enfermera dañó a los bebés de maneras difíciles de detectar, y convenció a sus colegas de que sus colapsos y muertes eran normales, según los fiscales. 

La ausencia de Letby, que se permite en los tribunales británicos durante la sentencia, alimentó la ira de las familias de las víctimas, que querían que escuchara declaraciones sobre la devastación causada por sus crímenes.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una enfermera estadounidense y su hija han sido liberadas tras dos semanas de secuestro en Haití

Haití | Protestas por el secuestro de una enfermera estadounidense y su hija

Francia | Conmoción tras el apuñalamiento de una enfermera en Reims