EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Israel | El Ejército refuerza sus posiciones en el sur del país, avanzando desde el kibutz Be'eri

Valérie Gauriat en el kibutz Be’eri, cercano a Gaza.
Valérie Gauriat en el kibutz Be’eri, cercano a Gaza. Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Elena Garcia Viscasillas
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Dos semanas después del ataque sorpresa de Hamás del 7 de octubre, las tropas israelíes refuerzan su presencia en el sur del país. La base está situada en los bordes del kibutz Be'eri, masacrado por Hamás y ahora bajo control israelí.

PUBLICIDAD

Dos semanas después del ataque sorpresa de Hamás del 7 de octubre, las tropas israelíes refuerzan su presencia en el sur del país.

La base está situada en los bordes del tristemente conocido kibutz Be'eri, uno de los más afectados por los ataques de Hamás.

La comuna agrícola ha sido reconquistada por la fuerzas israelíes pero los equipos de la organización de rescate Zaka siguen conmocionados por lo que encontraron. 

Incendios provocados, torturas, mutilaciones, violaciones... sus relatos son estremecedores.

"En la primera casa en la que entramos, vimos a una pareja. Un padre y una madre, con las manos atadas a la espalda, torturados y sin partes del cuerpo mientras estaban vivos. Y al otro lado, dos niños, un niño y una niña de seis y siete años, en la misma posición, torturados en medio de la mesa donde los terroristas se sentaban para comer".
Yossi Landau
Comandante de la ZAKA en el sur de Israel

Rami Gold formó parte del grupo de habitantes que defendieron Be'eri durante 12 horas, antes de que llegara el ejército israelí. Conocía a muchos de los aldeanos que murieron durante el asalto.

“Ahora mismo los estamos enterrando por horas en un cementerio provisional de un kibutz cercano. Ya no podemos enterrar más aquí".
Rami Gold
Residente en Be'eri y unos de los primeros resistentes a los atancantes de Hamás

La casa de Rami Gold fue una de las muchas que quedaron destruidas. Como la de él, el 25% de las casas del kibutz nunca se reconstruirán.

Más de 100 residentes civiles de Be'eri siguen desaparecidos o secuestrados.

"No podremos quedarnos aquí mucho tiempo, todavía se oyen explosiones no muy lejos de nosotros. Pero la visión de estas casas devastadas y de los efectos personales esparcidos entre los escombros es sobrecogedora", cuenta Valérie Gauriat, reportera de Euronews.

"Los forenses israelíes siguen encontrando cadáveres en la zona y dicen que sin duda encontrarán algunos más en los próximos días.", añade.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La Cumbre de Paz sobre Gaza cierra sin una declaración conjunta entre los participantes

Hamás responde a los mediadores sobre la propuesta de alto el fuego en Gaza de Estados Unidos

El Consejo de Seguridad de la ONU adopta un plan de alto el fuego respaldado por Estados Unidos