Caos en los medios públicos de Polonia: los empleados se niegan a dejar sus puestos

Partidarios del PiS en la sede de la emisora estatal polaca TVP en Varsovia, Polonia, el 20 de diciembre de 2023.
Partidarios del PiS en la sede de la emisora estatal polaca TVP en Varsovia, Polonia, el 20 de diciembre de 2023. Derechos de autor Czarek Sokolowski/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Magdalena Chodownik
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los despidos del equipo de la televisión pública TVP han generado un mar de dudas legales y políticas tras el brusco cambio de la cúpula administrativa de los medios de comunicación polacos.

PUBLICIDAD

El caos legal en los medios de comunicación públicos de Polonia continúa. Tanto el equipo que firmó sus contratos bajo la anterior Administración ultraconservadora,como aquellos empleados que fueron nombrados en diciembre, se consideran legítimos

El equipo del Gobierno anterior, que fue liderado por Mateusz Morawiecki, se niega a abandonar sus puestos en un intento de conservar sus cargos. Los empleados que fueron contratados por la Administración de Morawiecki consideran ilegales las acciones del actual Gobierno del europeísta Donald Tusk. 

El nuevo Ejecutivo polaco decidió sustituir a los altos cargos de los medios de comunicación públicos del país en diciembre en un intento de "poner fin al control político de los medios" por parte de la anterior Administración.

Opiniones diferentes

Sin embargo, esta decisión ha causado polémica entre los antiguos empleados de la TVP, que han acudido al edificio de la televisión pública TVP para reivindicar sus derechos junto con políticos del partido de Morawiecki, Ley y Justicia (PiS). 

"La gente acaba de descubrir que el ministro Sienkiewicz (ministro de Cultura) está actuando de forma ilegal. Su resolución y sus decisiones han sido directamente anuladas por el tribunal. La gente se ha dado cuenta de eso", dijo el que era el jefe de la TVP bajo la anterior Administración, Michal Adamczyk. 

"Es muy importante para Polonia, para los que están en el poder, pero también para Europa, ver que no hay consentimiento del público polaco para las acciones y métodos autoritarios que está introduciendo Tusk", apuntó el diputado de PiS, Arkadiusz Mularczyk.

De un día a otro, el nuevo Gobierno decidió cortar las retransmisiones y cancelar programas en la radiotelevisión pública polaca, una decisión que fue justificada por el nuevo jefe del Ejecutivo como algo necesario para "devolver" los medios públicos a los polacos tras años de "propaganda".

Dudas jurídicas

Sin embargo, las ONG y los expertos señalan que, aunque respaldan la decisión de cambiar el carácter de los medios públicos en Polonia, también ha despertado dudas jurídicas y políticas sobre la forma en la que se llevó a cabo el cambio. 

"En los últimos años, los medios públicos se convirtieron en portavoces de la mayoría gobernante a una escala sin precedentes y eso realmente necesitaba un cambio", dijo el director de la junta directiva de la Fundación Helsinki para los Derechos Humanos en Polonia,Maciej Nowicki. 

"Lo que es dudoso, sin embargo, es la forma legal en que se introdujeron los cambios: en el orden constitucional polaco no es un ministro ni un político el que se encarga de nombrar a los jefes de los medios de comunicación públicos", añadió.

Estándares periodísticos

El nuevo equipo de la televisión pública quiere crear un medio que está a la altura de los estándares periodísticos. Sin embargo, debido a la cuestionada situación legal, las divisiones sociales y el acceso incompleto a la infraestructura y los edificios de televisión, el proceso es algo desafiante...

"Lo que se necesita es la producción de un programa de noticias normal. Nos gustaría mucho que fuera un programa completamente objetivo, que mostrara la visión de todas las partes y que no se centrara únicamente en criticar a algunas personas y elogiar a otras", dijo el director de la Agencia de Noticias de Televisión, Grzegorz Sajór. 

Los partidarios del PiS siguen protestando hoy en Varsovia contra los cambios introducidos por el Ejecutivo de Tusk, especialmente los cambios en los medios de comunicación públicos. Mientras tanto, la coalición gobernante se prepara para más...

"Estamos en el proceso de aprobación del presupuesto para este año, y esto es sin duda una cuestión de urgencia, hay cuestiones como la de los aumentos salariales para los docentes y, por supuesto, la cuestión de la estabilización de la situación en los medios de comunicación, que también han sido tomados por el Partido Ley y Justicia", dijo la diputada del partido Plataforma Cívica, Agnieszka Pomaska.

Las voces en los medios públicos todavía están divididas, y este conflicto seguramente encontrará su fin en los tribunales. Mientras tanto, algunas redacciones de la televisión pública permanecen cerradas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La crispación y el tenso debate sobre el Estado de derecho sacuden las instituciones polacas

Euronews Hoy | Las noticias del jueves 11 de enero 2024

Tusk retoma las riendas y cierra la era ultraconservadora en Polonia